Enertiva comenzó con negocios en el mercado mexicano en el primer semestre de 2019 y ya conquista más de un contrato para nuevos parques de generación renovable.

Los antecedentes de la empresa en instalaciones realizadas en Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica fundamentalmente en tecnología solar fotovoltaica avalaron su rápido avance en México, pese a que hubo una desaceleración en nuevos desarrollos renovables tras la cancelación de la cuarta subasta a largo plazo del CENACE.

De acuerdo con Marcos Medina, Project Manager de Enertiva, esto «impactó a proyectos de inversión fundamentalmente de generación a gran escala». No obstante, según el empresario, esto no habría detenido nuevos mecanismos de negocios para proyectos de generación distribuida. A este nicho habría decidido apostar fuertemente la empresa.

«Si bien, nosotros iniciamos actividades con un proyecto de 118 megawatts de capacidad; en el cual, nos abocamos solo a las tareas para baja tensión (…); actualmente, estamos trabajando en el desarrollo de dos proyectos de generación distribuida, uno en Torreón de 500 kilowatts y otro en Culiacán de 1 MW; este último, dividido en dos servicios».

De allí, resulta oportuno indicar que, en su mayoría, el empresariado considera necesario ampliar el límite para generación distribuida a más de 500 kilovatios.

«A quienes hemos estado desarrollando proyectos de generación distribuida para grandes empresas nos gustaría que se pudiera permitir llegar a 1MW de potencia instalada en un mismo servicio», consideró el empresario.

Uno de los temas debatidos al respecto es poder lograrlo también a través de multipuntos  conexión, ya que nuevas alternativas de negocios pueden ser apalancadas con esta alternativa.

Pero, para que eso suceda, el project manager de Enertiva advierte como necesario trabajar previamente tanto en la digitalización como en la maduración del Sistema Eléctrico Nacional, contemplando distintas fuentes de generación limpia que podrían impulsar nuevos modelos de negocios en el sector.

En este rubro, se identifica un potencial de 8000 MW finales en generación distribuida a ser instalados en México y sobre esta cifra la empresa proyecta nuevas conquistas.

«Nuestra estrategia enfoca esfuerzos a la generación distribuida, principalmente proyectos para el sector industrial (…) La penetración que esperamos en este mercado es cercana a un 15% de los 8000 MW proyectados. Es una apuesta ambiciosa para nosotros considerando que estamos ingresando recién a nuestro segundo año en México; sin embargo, creemos que es una meta alcanzable».

¿Qué barreras podrían cruzarse? Para el referente de Enertiva, la experiencia del 2019 indica que primeramente se deben cuidar temas tales como calidad de energía y código de red.

«Nosotros como desarrolladores debemos entender a la perfección las exigencias de los centros de carga donde vamos a estar interconectándonos y acoplarnos a los lineamientos del código de red en alta y media tensión. Esto, en favor de la corrección del factor de potencia y corrección de armónicos que, como bien sabemos, son los principales lineamientos que se están marcando», señaló Marcos Medina.

Otros grandes retos a los que se refirió el empresario fueron el compromiso que debe existir para comprender nuevos modelos de negocios como los que habilita la generación distribuida colectiva y, por otro lado, lo importante que se vuelve tener un mapeo completo de los precios por región a nivel tarifario y Precios Marginales Locales (PML).

«Sin lugar a dudas, todo esto nos podrá dar una mayor precisión para poder generar contratos de venta de energía con mayor certeza financiera y más atractivos para nuestros clientes».