¿Cómo se organizan desde Coparmex Querétaro para tratar temas del sector energético?

Tenemos entre 950 y 1000 asociados -el padrón con el que contamos tiene una variación de unos 50 de acuerdo al mes–, entre los que hay empresas de la industria automotriz, aeronáutica, alimentos, servicios y otros. Y tenemos 27 comisiones (las cuales están alineadas con Coparmex nacional) que nos permiten dar atención a los rubros de mayor relevancia tanto a nivel nacional como local.

Las empresas se agrupan en las comisiones y, a partir de allí, es como podemos dar impulso a todo el trabajo que requiere cada rubro: como presentar propuestas de iniciativa pública o propuestas de valor al interior de las industrias.

¿Qué asuntos regulatorios referidos a energías renovables están tratando?

Estamos sumándonos a la iniciativa que Manuel Rodríguez González presentó en la Cámara de diputados referida a incrementar de 500 kW a 1 MW la generación de energías limpias en proyectos exentos de permisos y tramitología ante el CENACE y la CRE.

Para nosotros es de gran relevancia que esto se logre para que se puedan dar soluciones casi inmediatas a clientes que requieran más de 500 kW.

¿Qué barreras identifican para poner en marcha hoy estos proyectos renovables en Querétaro?   

Hay mucho desconocimiento de la certezas jurídica y tecnológica de los proyectos renovables. Muchos usuarios tienen incertidumbre aún. Desde Coparmex compartimos que estos están alineados incluso con la normatividad federal y le darán beneficios económicos además de ser un apoyo al medioambiente.

A partir de allí, ¿qué grandes temas atienden desde la comisión que preside?

La comisión de energía de Coparmex Querétaro tiene tres grandes rubros que consideramos de relevancia en nuestro Estado. Uno es la coordinación con la academia, puntualmente los centros de investigación. Aquí hay alrededor de 27 en actividad y cinco ya están colaborando dándonos soporte en el desarrollo de proyectos sustentables.

Desde Coparmex estamos convencidos de que las empresas deben contar con todas las habilidades tanto técnicas como de fortalecimiento profesional para seguir siendo una cámara con socios confiables para el sector en general. Por ello, buscamos fortalecer a las empresas económicamente y aumentar capacidades en su capital humano e infraestructura.

En otra área también trabajamos para desarrollar las cadenas de valor locales y nacionales. Yo, así mismo, presido el consejo consultivo de clústeres de energía del país y hemos avanzado al respecto a través de la vinculación que estamos teniendo con los Estados que ya tienen una organización inherente al tema energético.

En lo que respecta puntualmente a energías renovables aún no hay ningún parque eólico operando en Querétaro pero se proyectan unos 60MW aproximadamente hacia el 2024 (según AMDEE), ¿qué potencial identifican para este tipo de tecnología?

En Querétaro, no tenemos las cualidades de viento que se requieren para desarrollar energía eólica con el éxito que sí podemos tener con centrales solares.

Por lo pronto, se registra sólo un parque solar fotovoltaico operativo en Querétaro de 1 MW de capacidad (según ASOLMEX), ¿cómo están acompañando desde Coparmex el desarrollo de nuevos proyectos?

Por el lado solar, tenemos acercamiento con unos seis parques industriales para evaluar apoyar la generación de energía, la red eléctrica estatal y poder lograr la reducción de los costos energéticos del sector empresarial.

¿Qué avances han habido o se esperan para este año?

Estamos en conocimiento de que se está produciendo el inicio de obra de un proyecto en el Parque Industrial Bernardo Quintana. Va a ser un sistema de generación híbrida con gas natural y tecnología fotovoltaica de 40 MW.

En Querétaro tenemos una creciente necesidad energética debido al crecimiento exponencial que hemos tenido en los últimos 10 años. Aquel proyecto es una suma de voluntades entre todos los industriales que vendría a ser respuesta a esa demanda. Porque aquí hubo un acercamiento de los colonos del parque con una empresa que tiene las capacidades de desarrollar este tipo de proyectos a gran escala. Y se acordó que los colonos sean socios del proyecto también.

¿Advierte mayor interés de sus asociados en incorporar energías renovables?

Sí. De un total de 950 asociados, en sistemas fotovoltaicos residenciales estimo que un 30% ya avanzó con instalaciones en sus propias viviendas; mientras que, en instalaciones comerciales o industriales me inclino a decir que un 20-25 % lo está incorporando en sus negocios.