La distribución de los proyectos tiene un vínculo directo con la geografía de cada región. Los proyectos que aportarán electricidad a partir de energía eólica se localizarán al sur del país: son siete contratos por un total de 406 MW; tres están radicados en la provincia de Buenos Aires, uno en Santa Cruz, uno en Río Negro, Neuquén y otro en Chubut.

Para la generación de energía solar se firmaron 4 contratos, ubicados en Salta y Jujuy, por un total de 400 MW.

El resto de los proyectos se dividen entre fuente hidroeléctrica, por un total de 10,36 MW (Río Negro y Mendoza) y biogas, en la provincia de Santa Fe, que aportará 1,2 MW.

Los contratos que se firmaron ayer son:

cuadro-proyectos

A partir de la firma de los contratos, las empresas tendrán entre 12 y 24 meses para que las plantas estén operativas y aporten los megavatios a la red nacional de energía eléctrica.

Hasta entonces, entre la jornada del 12 de enero y de ayer, recién se firmaron 23 contratos sobre 59 ofertas que fueron adjudicadas entre las rondas 1 y 1.5 del programa “RenovAr”.

Entre finales de febrero y marzo, informan en el Gobierno, se organizará otra tanda para los proyectos que restan de la primera tanda.

Los emprendimientos de la Ronda 1.5, que suman 32, tienen tiempo hasta mayo.

Según cuenta una fuente del mercado, el propio Sebastián Kind, subsecretario de Renovables, explicó en reuniones internas que el proceso legal se demoró algo más de lo previsto debido a que el Banco Mundial aún no aprobó formalmente la garantía que asegura el pago de la energía ante un incumplimiento o demora de  CAMMESA.

En poco más de un mes, el organismo de crédito internacional homologará el acuerdo en la asamblea de directorio. “No hay de qué preocuparse”, minimizaron empresarios del rubro.

El programa RenovAr se lanzó en mayo de 2016, y entre la ronda 1 y 1.5 se adjudicaron 59 proyectos por un total de 2423,5 megavatios a un precio promedio de uS$ 57,44/ MWh.

De acuerdo con las estimaciones del Ministerio de Energía, se concretarán inversiones por un total de u$s 4000 millones y se crearán aproximadamente 20.000 puestos de trabajo.

En la firma de los contratos estuvo presente el presidente Mauricio Macri y el acto se realizó en el Centro de Información y Formación Ambiental (CIFA) de la Ciudad de Buenos Aires. También estuvieron presentes el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y los ministros de Energía, Juan José Aranguren, y de Ambiente, Sergio Bergman.