El comportamiento de los mercados para las energías limpias ha sido variado durante los periodos 2020/2021. 

Las políticas con apoyo estatal y federal en los Estados Unidos para el periodo 2021, han impulsado el desarrollo de la capacidad solar fotovoltaica en casi todos los estados, luego de una caída significativa durante el periodo 2020 como efecto de COVID 19.

Aunque China seguirá liderando el mercado solar fotovoltaico, países como la India están mostrando una recuperación acelerada este 2021, políticas de apoyo e incentivos a los proyectos de energía solar fotovoltaica distribuida en países como Vietnam y Brasil han ayudado a aumentar la generación en estos países.

Luis Blanco Barahona, miembro de la Cámara de Generación Distribuida

Este es el mismo comportamiento en casi todos los países desarrollados o en vías de desarrollo, entendiendo la necesidad, importancia y urgencia de incorporar la energía solar fotovoltaica en el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes y como una forma de mitigar las emisiones de carbón a nivel mundial.  

Nuestro país (Costa Rica) tenía más de 10 años de no tener ninguna reforma en el sector energético, y la ley 22.009, “Ley para la Promoción y Regulación de los Recursos Energéticos Distribuidos a partir de Fuentes Renovables” constituye el inicio del cambio hacia una visión de futuro para el sector eléctrico costarricense. Esta nueva etapa responde a los procesos de Descarbonización, Descentralización y Digitalización del sector eléctrico en el mundo, gracias a una regulación objetiva, transparente, eficiente, y que centra al consumidor en el eje del diseño regulatorio.

En el caso de la energía eólica se proyecta para el periodo 2021 un crecimiento de este sector en unos 275TWh, que supone un crecimiento del 17% con respeto a los datos del 2020, las políticas asumidas por países como Estados Unidos y China impulsaron el crecimiento de la generación para finales del 2020 y con más vigor a lo largo del periodo 2021, se anticipa que Estados Unidos genere unos 400TWh, mientras China podría llegar a unos 600TWh de generación eólica, juntos representaran más de la mitad de la generación eólica mundial. 

Mitos

  1. 1. Las energías limpias son costosas, es una de las percepciones más comunes que hay, pero si comparamos el costo de producir energía por ejemplo con combustibles fósiles el costo de producir energía es marcadamente inferior utilizando energía producida de forma limpia. 

Además, el incremento en la producción de los equipos por ejemplo producción de energías con módulos fotovoltaicos ha hecho que su costo sea más bajo y accesible. Si tomamos todas las fuentes de energía y comparamos su eficiencia y costo de producción las energías limpias son marcadamente más baratas y además contribuyen a proteger el medio ambiente. 

  1. 2. Se tiende a creer que las energías limpias no son estables y que pueden verse afectadas por efectos climáticos y dependen del sol o el viento.

Lo que no ocurre en el caso de las energías derivadas de combustibles fósiles y eso justificaría su costo, sin embargo, esto tiene una implicación negativa sus altos niveles de emisiones de carbono y su terrible impacto en el cambio climático.

En este caso puntual de las energías limpias el costo de las baterías ha bajado considerablemente lo que está haciendo posible crear soluciones aún más estables y eficientes con una mejor capacidad y autonomía sistemas (FV+BESS) se estima que hoy el costo de la energía producida por sistemas mixtos FV+BESS tiene un costo que ronda el 25% menos que hace una década y se estima que el costo podría caer un 25% menos en los próximos 5 años de acuerdo con Bloomberg New Energy Finance. 

  1. El costo de los equipos y las instalaciones son muy elevados, se tiene como concepto que las energías limpias es tecnología costosa, que demanda una fuerte inversión y esto hace que muchas personas lo vean como algo, poco interesante y una fuente de energía ineficiente en términos de rentabilidad.
  2. 4. Los requisitos de inversión son demasiado elevados. Otra opinión es que la instalación de energía renovable es cara, y no hay dinero ilimitado para financiarla.

Sin embargo, algo que se ha venido dando es la atracción en las inversiones a energías limpias y año tras año se incrementan las capacidades instaladas de energía solar fotovoltaica + eólica en todo el mundo, cada vez son más los países que asumen el compromiso de dejar de lado las fuentes de energía dependientes de combustibles fósiles y abrirse a las energías que son menos costosas y más eficientes, además del sentido que se tiene sobre la necesidad de mitigar los efectos del cambio climático.

Oportunidades

Europa ha sido pionera en la creación de políticas verdes, y muchas de las mayores empresas del sector de energías renovables están afincadas en Europa, es lógico pensar que estas empresas con años de desarrollo e ingeniería en estos temas y otras en países donde se manufacturan estas tecnologías están preparadas para apoyar el crecimiento e instalación de parques de energía limpia en los países que miran en las fuentes de energía renovables como una solución no una amenaza, como una forma de hacer esa transición lógica, de lo que un día fue a lo que es el futuro de como producimos energía, muchos países  han hecho cambios en  su política y con claridad definen el cambio climático como una de las grandes amenazas para la humanidad y están tomando acciones concretas para comenzar a ser países carbono neutrales. 

Los países y sus gobiernos que han tenido claridad y visión a futuro que llevan las palabras a los hechos, están creando políticas claras y para incentivar el uso de energías limpias para ser parte del cambio, pero también para que sus ciudadanos tengan accesos a energía más barata y eficiente. 

La situación de nuestro país según el “Planeamiento operativo de América Central 2020 – 2021”, en Costa Rica la energía que facilita el Sol apenas representa un 1%, convirtiendo al país en el último a nivel centroamericano. 

Anudado a lo anterior es importante recordar que el Sol es una fuente de energía que no cobra su uso a beneficio del consumidor, por lo que el postergar nuevos esquemas de energía solo provocará un deterioro y descontento en la población. Anticipemos el cambio y coloquemos a Costa Rica como partícipe ejemplar en el campo internacional de energía renovable. 

El empoderamiento y el cambio tecnológico de forma ordenada y apropiada en materia de energías renovables es un beneficio para todos.