Enel México advierte que se podría triplicar la capacidad renovable proyectada al 2037

El aumento de la demanda eléctrica que provendría del posible estallido de una nueva ola de nearshoring requeriría más energía disponible de la que propone el PRODESEN. Para lograrlo, identifican que sería preciso una colaboración público privada que permita el despliegue de más infraestructura de red y nuevos proyectos en generación.

Enel México, empresa con una trayectoria de más de 15 años en el país y presencia en tres estados de la República, se posiciona como el principal operador de energías renovables de México con 3000 MW de capacidad total gestionada proveniente de 19 proyectos. 

En atención a la nueva ola de nearshoring que está atravesando el mercado, la empresa analiza nuevas oportunidades de negocios mediante productos y servicios integrados para todas aquellas empresas que buscan relocalizarse. 

“Las empresas que lleguen aquí al país por esta ola de nearshoring van a necesitar forzosamente energía verde y van a necesitar ser más eficientes, entonces tenemos que aprovechar toda la experiencia de otros países y buscar que las renovables sean realmente el protagonista de esta ola del nearshoring”, señaló Lorena Martínez, Head Regulatorio e Institutional Affairs de Enel México

Durante su participación en el primer evento de Future Energy Summit (FES) en México, Lorena Martínez advirtió que el aumento de la demanda eléctrica que provocarían las actividades productivas de las empresas que ingresen al país requeriría más energía disponible que lo que indican los últimos pronósticos de expansión de la generación. 

“Si se detona este fenómeno del nearshoring, la capacidad instalada en renovables proyectada en el último PRODESEN para el 2030 se tendría que triplicar”, indicó Martínez.  

El último Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (PRODESEN) 2023-2037 estima que entre 2023 y 2026 se interconecten 22,774 MW; de los cuales, 30.58% sería solar de gran escala, 9.18% solar GD, 2.27% hidro y 2.27% eólicos. Y, del periodo 2027 a 2037 se calcula una adición de 46,138 MW; de allí, el 37.06% sería solar de gran escala, 14.04% solar GD, 8.72% hidro, 8.65% eólica.

Aquellas cifras, parte Programa Indicativo para la Instalación y Retiro de las Centrales Eléctricas (PIIRCE) del PRODESEN, dan cuenta del gran potencial e interés de desarrollar principalmente proyectos fotovoltaicos, identificando en el orden de 24 GW fotovoltaicos en gran escala y 8.5 GW en generación distribuida al 2037.  

Para llevar a cabo este volumen de proyectos e incluso tripicarlos, Martínez consideró que sería preciso una colaboración público privada que permita el despliegue no sólo de estos nuevos proyectos en generación, sino además de infraestructura de red. 

“Hay que buscar, de la mano con el sector público, mecanismos para poder detonar el despliegue de infraestructura y de inversiones. Entonces, creo que es importante aprovechar este fenómeno [de nearshoring] pero hacer a las energías renovables verdaderamente el protagonista”, enfatizó Lorena Martínez, Head Regulatorio e Institutional Affairs de Enel México

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *