Enel Colombia establece prioridades de inversión en electrificación y descarbonización de la economía

Enel Colombia invirtió $537.066 millones de pesos entre enero y marzo de 2023, para el desarrollo de proyectos de energías renovables no convencionales y la modernización de la red de distribución en Bogotá y Cundinamarca. Enel Costa Rica y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) firmaron contratos para la compra de electricidad proveniente de las plantas Don Pedro y Río Volcán.

La electrificación y descarbonización de la economía, continúan siendo la prioridad de Enel Colombia y sus filiales en Centroamérica.

Durante el primer trimestre de 2023, la Compañía invirtió más de 500 mil millones de pesos, enfocados en reforzar la generación de energía con fuentes renovables no convencionales, así como en apalancar la expansión de la red de distribución con la construcción de Subestaciones bajo el proyecto Bogotá-Región 2030.

Adicionalmente, los resultados financieros de los primeros tres meses del año muestran que el EBITDA alcanzó un valor de $1.74 billones de pesos, lo cual permitirá robustecer las inversiones proyectadas por la Empresa, en Colombia y Centroamérica.

“A un año de haber consolidado la nueva Enel Colombia, y luego de ampliar el perímetro de la operación a Centroamérica, vemos resultados financieros robustos que, en el primer trimestre del año, nos permiten tener una utilidad neta de más de 800.000 millones de pesos con la que continuamos apalancando el plan de inversiones a 2025 en el que superaremos los 7 billones de pesos. Sin duda, estos resultados son un aliciente para seguir adelante con nuestro plan estratégico, trabajando en la descarbonización y electrificación de la economía” aseguró Lucio Rubio Díaz, director general de Enel Colombia y Centroamérica.

De cara a la materialización de la descarbonización, la Compañía instaló el primer panel solar que dará vida al proyecto Guayepo, ubicado en el departamento del Atlántico y que, en sus dos fases, contará con una capacidad instalada de 486,7 megavatios en corriente directa (MWdc) y más de 820.600 paneles solares interconectados entre sí.

Además, se instaló el primero de los 244.800 paneles que conformarán el parque solar Fundación (Magdalena), con un avance constructivo superior al 40% y que tendrá una capacidad instalada de 132 megavatios en corriente directa (MWdc).

En la misma línea, Enel Green Power Panamá inició la construcción de Baco, un proyecto de energía solar con una capacidad instalada de 30 megavatios (MW) que contará con más de 50.400 paneles solares, y entrará en operación a finales de 2023.

Adicionalmente, el parque solar Madre Vieja hizo entrega del primer kilovatio hora (kWh) de energía al Sistema Interconectado Nacional (SIN), con este hito, Enel dio inicio al periodo de pruebas para que este proyecto entre en operación comercial durante el primer semestre del 2023.

“Si bien, el desarrollo de estos estos proyectos hacen parte de los más de 1.000 megavatios que estamos construyendo, será muy importante la articulación con las autoridades y las comunidades para permitir que la transición energética se materialice” aseguró Rubio Díaz.

Respecto a la electrificación, en el marco del plan de expansión Bogotá- Región 2030 se inauguró la nueva subestación eléctrica Avenida Calle Primera, que además de atender la demanda de la primera línea del Metro de la ciudad, aportará a la calidad del servicio de energía de más de 206.000 habitantes ubicados en el centro de Bogotá.

De acuerdo con Lucio Rubio, “seguimos invirtiendo en las redes eléctricas de Bogotá y Cundinamarca pues buscamos la confiabilidad necesaria no sólo para tener una mejor calidad del servicio sino también redes que resistan los efectos que estamos teniendo del cambio climático. Además, redes que sean flexibles para tener mayor dinamismo en la operación y se pueda atender eficientemente la demanda de energía”.

En cuanto a Centroamérica, uno de los grandes logros del primer trimestre del año se refiere a la materialización de un contrato para la venta de energía proveniente de las plantas hidroeléctricas Don Pedro y Río Volcán entre Enel Costa Rica y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) que estará vigente durante los próximos cinco años.

Las plantas abastecerán a partir del mes de abril las necesidades de 42.000 hogares y aportarán 31 megavatios (MW) al sistema eléctrico nacional, fortaleciendo la confiabilidad, seguridad y eficiencia de la matriz energética en este país.

Se espera que en el segundo semestre la Compañía continue avanzando en el desarrollo de proyectos de infraestructura eléctrica, y en el desarrollo de proyectos relevantes para la ciudad y los países, los cuales apalancan no solo la transformación de la matriz energética, sino que habilitan diferentes usos de la energía eléctrica para soportar la electrificación de la economía y el desarrollo sostenible.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *