El primer informe de Gobierno 2018-2019 de la administración de López Obrador revela que el crecimiento de las energías renovables continúa. De allí, México mantiene el objetivo de alcanzar el 35% de generación de electricidad con energías limpias al año 2024, para dar cumplimiento a compromisos internacionales y a la legislación vigente.

Según señala el documento, cifras del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) demuestran que se superó el 20% de participación de energías no contaminantes en la generación neta inyectada al Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Aquello sería positivo considerando que los datos oficiales reflejan que del 1 de diciembre de 2018 al 30 de junio de 2019, se incorporaron 40 centrales eléctricas nuevas, cuya mayoría proviene de energías limpias.

Estas estuvieron ubicadas en 18 entidades federativas: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Ciudad de México, Chihuahua, Durango,Guanajuato, Hidalgo, estado de México, Nuevo León, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Yucatán y Zacatecas.

En lo que respecta específicamente a los parques de generación a partir de fuentes energéticas renovables, sólo en siete meses estos significan un aporte en la capacidad instalada no contaminante de 1941 MW. Mientras que sólo 3 proyectos fueron eólicos, se destacaron los de tecnología solar fotovoltaica, porque en el periodo relevado fueron 28 los nuevos proyectos que iniciaron operación comercial.

Lea también “México alcanza los 50 parques fotovoltaicos operativos de gran escala: suman 4549 MW de potencia solar instalada”

En el marco de la Ley de Transición Energética (LTE), también hay 19 proyectos vigentes para la generación de energía mediante fuentes limpias y eficiencia energética en los sectores doméstico, agrícola, comercial, industrial y de transporte ya cuentan con apoyo del Fondo para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía (FOTEASE) para continuar con acciones que sirvan para contribuir al cumplimiento de la Estrategia Nacional para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía.

Adicionalmente, se fijó que empresas estatales inviertan en la modernización y repotenciación de hidroeléctricas. Si bien la cifra inicial se trató de unas 40 centrales, a la fecha la CFE estaría trabajando en la repotenciación de diez y en la modernización de tres represas adicionales.

Para lograr una mejor integración de todas estas renovables en el sistema, ya están previstos más de 50 proyectos de expansión de redes de transmisión y distribución.

El primer informe de Gobierno 2018-2019 indica que “se presentaron proyectos de obras de infraestructura para atender el crecimiento de la demanda eléctrica del país, en favor de las mejores condiciones del SEN, reservando y mejorando su confiabilidad, con la posibilidad de reducir costos de producción y cumplir con las metas de energía limpia y minimizar la congestión en la red de transmisión”.