Alstom es una empresa francesa abocada al negocio de la generación de energía eléctrica y la fabricación de trenes y barcos. En nuestras pampas se hizo conocida por su propuesta para construir el polémico Tren Bala, que iba a unir Buenos Aires, Rosario y Córdoba.

Sus directivos fueron sospechados por sobornos a funcionarios extranjeros entre 2003 y 2010 a través de una red de consultores e intermediarios. La investigación, que comenzó en 2003, involucró a la Argentina y también se extendió a Brasil, Polonia, letonia, Reino Unido y Estados Unidos.

Según indicaron fuentes del sector a Energía Estratégicaesta semana comienza la separación definitiva de Alstom Argentina, dentro del proceso de adquisición corporativa a nivel mundial, dada por la compra de dicha compañía a manos del Grupo General Electric”.

Sobre sus repercusiones en el país, mencionó: “por ahora la presidencia de Alstom Argentina seguirá en manos del Licenciado Ernesto Garberoglio, mientras que el resto del personal de las divisiones señaladas pasará a depender directamente del CEO de GE Argentina”.

El consultado por este medio indicó que Alstom Argentina solo retendrá la división TRANSPORT (Subtes y trenes), mediante sus talleres de la Plata. La compañía mantiene un gran contrato de subtes con el gobierno de la ciudad, aunque hoy está con pocas obras en ejecución. A pesar de haber cotizado un 23 por ciento más barato que los chinos, no pudo quedarse con las obras del ferrocarril Sarmiento, por falta de financiamiento.

Según establece el acuerdo a nivel mundial, Alstom y General Electric crearán 3 empresas conjuntas que reagruparán las actividades de energía nuclear de ambos grupos, de redes eléctricas y de energías renovables. Así informó el ministro francés de Economía, Arnaud Montebourg.