Vanesa Revelli, Directora para América latina y el Caribe de Abo Wind, una de las principales firmas en el mundo especializada en energía eólica, cuenta que en los últimos meses postulantes a la Casa Rosada se contactaron en persona para indagar sobre las potencialidades de los aerogeneradores de alta potencia.

Se acercaron a preguntarnos”, valora de manera positiva ante la consulta de Energía Estratégica. ¿A quiénes se refiere? Uno de ellos es Daniel Scioli, el Gobernador de Buenos Aires, una de las primeras cartas del oficialismo que aspira a la presidencia con chances de ser elegido, quién se comprometió en utilizar fuentes de generación alternativas.

Scioli vino en persona en septiembre del año pasado y se contactó para contarnos que quería hacer un plan de energías renovables”, destaca Revelli. También en esta oportunidad el hombre del Frente para la Victoria (FPV) anunció la elaboración de un manual sobre el tema, con fines educativos.

¿Qué otras figuras están conociendo las grandes torres eólicas? Revelli hizo memoria: “También se comunicó gente de Sergio Massa (el líder del Frente Renovador)”. Fueron sus allegados de Tigre, Buenos Aires, los asesores abocados a la plantilla de economía. “Preguntaron sobre los costos de producción, velocidad de la construcción, cuestiones de mercado”, menciona. Mostraron interés en incluir en la propuesta electoral la utilización de molinos.

Me parece loable que un candidato se acerque y consulte, más allá de la inclinación ideológica”, evalúa Revelli a Energía Estratégica.

También Jorge Sapag, el Gobernador de Neuquén sigue de cerca el tema. No es casualidad, la provincia presenta un gran potencial para el desarrollo de la energía eólica y las grandes petroleras que trabajan en Vaca Muerta, el yacimiento de hidrocarburos, están preocupadas por disponer de energía suficiente para mover la gran maquinaria que perfora en los pozos. También para el personal, que ya se está radicando en los pequeños poblados de la región.

Desde el PRO también platicaron con ABO Wind, firma alemana con un portfolio de inversiones sólo en nuestro país por 1.000 MW de potencia. El objetivo fue el mismo: generar vínculos, aprender sobre el negocio y pensar en estrategias sobre el sector energético para el largo plazo.