En poco más de un mes –el 21 de noviembre próximo- Chile elegirá su nuevo presidente. En ese marco, ayer se desarrolló una primera parte del debate #EnergíaPresidencial2021, organizado por la iniciativa Escenarios Energéticos 2030, que, por problemas técnicos, continuará mañana viernes a las 10 AM (hora Chile), a través de la plataforma Emol TV.

Durante los poco más de 30 minutos que duró el debate, Marcelo Mena, líder programático de energía de Yasna Provoste, sostuvo que su espacio avanzará con una normativa que apunte a alcanzar el 100% de la matriz eléctrica con energías renovables al 2035. Además, propondrán el cierre anticipado de termoeléctricas a carbón al 2030.

“Apuntamos a una Carbono Neutral, siempre con reglas claras, buscando regulaciones de mercado apropiadas, eliminando distorsiones y respetando siempre la institucionalidad ambiental”, enfatizó Mena.

Además, el exministro de Ambiente de Michelle Bachelet, indicó que introducirán una actualización al impuesto verde y se atenderá a la pobreza energética.

Entre otras cosas, el líder programático de energía de Provoste propuso “dar conexión de los proyectos que están avanzados (en su construcción) y que la burocracia no sea un obstáculo”.

También sugirió dale mayor lugar al desarrollo de los Pequeños Medios de Generación Distribuida (PMGD, emprendimientos de hasta 9 MW), al autodespacho de proyectos de pequeña escala y de net billing (Generación Distribuida) e incentivar el almacenamiento a partir de baterías.

También sugirió maximizar la disponibilidad de gas natural en inversiones que permitan mayor almacenaje, “pero sin que lo tengamos como una barrera de despacho como ha sido el gas inflexible”.

Por su parte, Ramón Galaz, vocero del equipo de energía de Sebastián Sichel, puntualizó sobre medidas de mitigación de cambio climático y propuso “tomar acciones” que nos permitan a Chile “estar entre los países primeros en llegar a la Carbono Neutralidad, antes del año 2050” con una “transición energética limpia, eficiente y segura”.

El técnico del partido oficialista indicó que es necesario robustecer el sistema de transmisión y, al mismo tiempo, aprovechar y potenciar las líneas existentes y promover el almacenamiento de energía.

“Vamos a enviar una ley de fomento de almacenamiento, esa es una solución concreta para lograr mayor robustez de nuestro sistema”, se comprometió Galaz.

Por otra parte, señaló que, en el corto plazo, se tendrán que mejorar los recursos existentes. Requirió que el coordinador gestione de manera más eficiente de acuerdo a las fuentes de energía que cuenta y que sea más transparente en sus gestiones.

Además, destacó la necesidad de mejorar la regulación de servicios complementarios. “Si es necesaria una ley para mejorar la flexibilidad del sistema, lo vamos a hacer”, anticipó.

Javiera Ketterer, vocera del equipo de energía de Gabriel Boric, enfatizó sobre la importancia de incentivar más la generación de energía renovable cerca de los centros de consumo y habló de la “solidaridad de todos los actores”. “Queremos modificar la regulación de la distribución para mejorar el servicio en todo el territorio”, manifestó.

La representante del partido izquierdista indicó que ellos apuntarán al transporte cero emisiones. “Es muy desafiante, pero trae, al mismo tiempo, muchos beneficios para la ciudadanía”, resaltó.

Sostuvo que “la sequía no es casualidad, es parte de un modelo de desarrollo que queremos cambiar. Esto nos lleva a forzar un cambio de paradigma que incorpore nuevas tecnologías”.

“Creemos que tenemos que acelerar el ritmo de la introducción de nuevas tecnologías”, advirtió e introdujo: “En el caso de la transmisión, ocuparnos en las obras urgentes y las licitaciones para implementar los cambios tecnológicos o incorporaciones que se puedan desarrollar en uno o dos años, como el almacenamiento que nos permita el monitoreo de la red y nos permita aumentar la capacidad de transporte”.

En cuanto a la generación, Ketterer propuso revisar la definición de servicios complementarios y que las energías renovables puedan participar en este servicio, “incorporando almacenamiento o electrónica que nos permita entregar flexibilidad”, indicó.

Finalmente, Julio Vergara, representante del equipo de energía de José Antonio Kast, advirtió que una descarbonización acelerada sin la debida planificación podría generar descalabros en la seguridad energética y mayores costos energéticos.

Reconoció que aún “la mitad de la generación es fósil” por lo que “debemos ser prudentes para no tener que arrepentirnos” con decisiones apresuradas, sobre todo teniendo en cuenta la crisis energética que atraviesa el mundo.

“Debemos avanzar en lo que se ha hecho, con más de 40% de generación renovable”, enfatizó el representante energético del Partido Republicano y puntualizó en la incorporación de nuevas fuentes renovables como la geotermia, las bioenergías y la implementación de baterías para almacenar energía.

“Al largo plazo habrá que mirar una integración con Argentina” en lo que respecta a la interconexión de la transmisión energética, sostuvo Vergara.