7 de octubre 2020

En 2022 empezaría la comercialización de energía para usuarios regulados en Chile

Según el Gobierno, se podrían en marcha los primero emprendimientos piloto. Todo dependerá de cómo avance el proyecto de Portabilidad Eléctrica que hoy debate Diputados. Los principales lineamientos del decreto reglamentario de la Ley se pondrían a revisión de la industria paralelamente al tratamiento en el Congreso.


Ayer, en un webinar producido por Energía Estratégica, en conjunto con la Asociación Chilena de Energía Solar (ACESOL), referentes de la industria y representantes del Ministerio de Energía debatieron sobre tres propuestas que surgen de lo que fue la Ley Larga de Distribución.

A saber, el proyecto de Portabilidad Eléctrica, el de Recursos Energéticos Distribuidos y el de Calidad en el Servicio.

El que centralizó la charla naturalmente fue el de Portabilidad Eléctrica. La propuesta actualmente se encuentra en debate en la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados. Las otras dos iniciativas aún están en análisis por parte del Ejecutivo para su inminente presentación ante el Congreso.

El proyecto de Portabilidad, entre otras cosas, crea la figura del Comercializador de energía, actor que competirá en la venta de energía con las distribuidoras y cooperativas eléctricas.

La idea de esta iniciativa es que, en virtud de la competencia, surjan tarifas más bajas y un servicio eléctrico más robusto. Ahora bien, ¿en qué plazos estará en marcha este novedoso sistema?

Marco Peirano, Jefe de la Unidad Eléctrica de la División de Mercados Energéticos del Ministerio de Energía, aclaró que, obviamente, primero el proyecto deberá ser aprobado por el Congreso. Las expectativas están puestas sobre el 2021.

Precisó que, una vez que sancionada la Ley, hay un período transitorio de 18 meses para que se expida el decreto reglamentario. “Al generarse una estructura de mercado distinta, que introduce la figura del comercializador, es necesario generar también toda una reglamentación para que eso suceda”, indicó Peirano.

“Esto proyecto de ley lo que viene a plantear es una nueva estructura del mercado de distribución: de cómo los clientes acceden a su suministro, y cuya primera tarea es poder establecer esa estructura para que después podamos comenzar a ver los resultados”, destacó el joven funcionario.

En ese sentido, indicó que en el corto plazo, una vez sancionada la Ley, podrán ejecutarse proyectos a escala piloto que puedan reportar virtudes y defectos del sistema. Se espera que puedan ejecutarse las primeras experiencias en 2022.

Pero una verdadera compra y venta de energía podría demorar en llegar. Peirano recordó que los primeros Gestores de Información, aquellos actores independientes que intervendrán en las transacciones entre usuarios y comercializadores, tardarán 27 meses en adjudicarse.

Durante el evento Teresita Vial Villalobos, Directora de ACESOL y Legal Manager de Solek, sugirió al funcionario que el Ministerio de Energía vaya sociabilizando los principales lineamientos de la presunta reglamentación para que la industria pueda revisarla paralelamente al debate en el Congreso y así expedir sus comentarios. De esta manera la ley podría aplicarse rápidamente si se sancionara sin mayores inconvenientes. Peirano tomó nota del pedido.

Por otra parte, cabe destacar que tanto Vial Villalobos, como José Luís Carvallo, Director de ACESOL y fundador de Solarity, y Eduardo Andrade, Director Ejecutivo de Atria Energía y Presidente de la Asociación Gremial de Comercializadores de Chile, debatieron con el representante del Ministerio de Energía sobre aspectos finos de la Ley.

Ver el debate completo

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019