A principio del mes de diciembre del año pasado, Salta reglamentó su Ley de Balance Neto, permitiendo a usuarios particulares volcar energía limpia al tendido eléctrico y ser gratificados con la venta de la cantidad de energía inyectada.

Hasta el momento se presentaron tres proyectos a la Empresa Distribuidora de Electricidad de Salta (EDESA), dos de los cuales ya obtuvieron la aprobación de la pre-factibilidad y están en la etapa de presentación de planos ante el Consejo Profesional de Agrimensores, Ingenieros y Profesiones Afines de Salta (COPAIPA), los encargados de la parte de revisión de las normativas establecidas por la Asociación Electrotécnica Argentina (AEA).

En diálogo con energiaestrategica.com, Jorge Giubergia, Jefe del Programa Energía Eléctrica de la provincia, indica que ambos proyectos han sido solicitados para incorporar tecnologías fotovoltaicas, se trata de un edificio y un hogar. Según el funcionario, en cada uno se instalará cerca de 5 KWp, y en los próximos 6 meses ya podrían estar entregando los primeros watts a la red.

Vale destacar que la Ley estipula un tope de inyección de energía de hasta 100 KW y el valor por MWh inyectado a la red se considerará en 2.000 pesos para la solar, 1.100 pesos para la eólica, para la biomasa 890 pesos y la mini-hidroeléctrica 1.400 pesos.

Según Giubergia, la fuente renovable más consultada por los particulares es la fotovoltaica, no sólo por las condiciones de radiación que presenta la provincia, sino por ser una de las de tecnologías más desarrolladas en el mercado. Por otro lado, señala: “también estamos sumando posibilidades de incentivar el uso de biodigestores”.

Incentivo salteño

La provincia norteña lanza créditos de hasta un 70 por ciento para la compra de equipos de energía renovable, lo que se traduciría en alrededor de un 50 por ciento del costo total de la instalación, ya que no se incluyen subvenciones vinculados a cuestiones de asesorías técnicas.

La financiación será con fondos provinciales mediante Certificados de Créditos Fiscales transferibles libremente, cuya devolución será en 5 cuotas anuales, a partir del 6 año a valor histórico.

De esa manera la provincia busca estimular a particulares a inyectar energía limpia a la red y así contribuir a diversificar la matriz.