Empresas chilenas toman medidas de fuerza en cuatro parques solares por falta de pagos

Las pequeñas y medianas empresas, proveedoras de servicios de los parques intervenidos, están tomando medidas de fuerza cada vez más drásticas ante la falta de respuestas en los pagos.


Diversas fuentes informaron a Energía Estratégica que un total de cinco obras están siendo tomadas por empresas pymes. Aseguran haber prestado servicios a estos proyectos y nunca obtener el pago acordado por contrato.

Los manifestantes afirman que, ante la falta de respuestas por parte de los responsables, han definido aplicar estas medidas de fuerza.

“No hemos encontrado otro modo para que las autoridades se den cuenta del vandalismo y la estafa global gigantesca que están haciendo estas empresas no solamente en Chile, sino en distintos países latinoamericanos”, se queja Sergio Guzmán, Representante de HR Servicios Integrales, una de las pymes damnificadas.

En efecto, al día de hoy se encuentran intervenidas cuatro centrales solares fotovoltaicas y una subestación eléctrica, aseguran los manifestantes.

Uno de ellos es La Cruz Solar, propiedad de X-Elio, cuya contratista es la empresa Ortiz Construcciones. Energía Estratégica ofreció declaraciones a directivos de ambas empresas para que den su versión de los hechos, pero no han dado respuestas.

Los otros tres parques tomados son Sol de Lila y Andes Solar I y II; además, está intervenida la Subestación Andes.

“Son tomas pacíficas donde nosotros nos hacemos acreedores de las puertas de acceso para que los trabajadores puedan acceder, pero nadie más”, comenta Guzmán.

El empresario asegura que las intervenciones continuarán de manera “indefinida” finalizando “hasta que nos paguen”, asevera.

Indica que son más de 100 las pymes afectadas, muchas de ellas “al borde de la quiebra” por esta situación.

Según cálculos elaborados por las propias empresas damnificadas, la falta de pagos asciende a montos cercanos a los 7 millones de dólares.

Arreglo

Días atrás, un conjunto de estas empresas tomaron el parque solar Santa Isabel, de Total Eren.

Según Guzmán, la compañía de origen francés, mandante del proyecto, le había girado los fondos a la subcontratista para que realice los pagos correspondientes; pero jamás se efectuaron.

El empresario asegura que Sterling and Wilson, contratista de la obra, no ejecutó los pagos.

Guzmán asevera que en esa obra se le debía a HR Servicios Integrales 342 mil dólares, monto más que importante para una compañía pyme proveedora de alimentos.

Finalmente el conflicto quedó saldado con la intervención de Total, que efectuó pagos por el 70% de lo que se adeudaba. La toma fue levantada el jueves de la semana pasada, por la noche.

 

2 Comentarios

  1. Juan Walker

    Lamentable que Sterling and Wilson se repita en varios de estos casos.
    Recomiendo se contacten también con ACERA para conocer de otros casos.

    Responder
  2. Carlos Rodriguez

    …es el reflejo de muchas empresas contratistas y subcontratistas que se integran a megaproyectos energéticos sin mayor sustento económico. Se presentan con una súper imagen corporativa en licitaciones, léase tanto chilenas como extranjeras. Sin embargo, en el transcurso del período constructivo las deficiencias vistas sorprenden. Se desconocen normativas preventivas y de seguridad aplicables en nuestro país, se ve una ausencia de sistemas integrados de gestión, con contratación de personal a bajo costo y sin mayor experiencia, se trabaja al filo de temáticas ambientales y arqueológicas, así por ejemplo, sin permisos ambientales sectoriales aprobados, con IFC incompletos y permisos municipales constructivos muchas veces pendientes, etc, etc. Lo que sorprende aún más, que éstas prácticas son sabidas por empresas mandantes, pero y en vista del avance constructivo se hace vista gorda a estas deficiencias. Para que hablar de la fiscalización de organismos sectoriales. Prácticamente no existe. Comencé en las energías renovables el año 2012 y veo con preocupación como los estándares han bajado. En un comienzo puedo dar fe que se trabajaba de manera mucho más consciente y apegado a las normas. Sin embargo,,,,para hoy día las cosas han cambiado. Hace poco un mandante una vez me dijo y ante un tema arqueológico delicado….»seguiremos operando en campo sabiendo los riesgos». En otras palabras le respondí: «hasta que nos pillen».

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019