Uno de cada cuatro MW instalados en España es de generación eólica, tecnología que ha incrementado su presencia en un 2,5% respecto al 2020. La Hoja de Ruta para el Desarrollo de la Eólica Marina y Energías del Mar recientemente aprobada tiene como objetivo que la eólica flotante aporte hasta 3 GW en 2030 y las Islas Canarias cuentan con características únicas para posicionarse en el mercado.

Las empresas de esta región solicitan que el gobierno desarrolle un marco regulatorio que permita acelerar las tramitaciones de los proyectos presentados para invertir en la eólica costa afuera. Preocupa el retraso ya que cuentan con todas las herramientas para iniciar la infraestructura pero falta intervención del Estado para lograr un crecimiento público-privado que potencie la economía de la región.

Generar interconexión de las islas que le brinde estabilidad a la red es una de las propuestas realizadas en la Jornada Eólica Marina en Canarias por parte de Jorge Marijuan, director industrial de ASTICAN. “¿Por qué no tirar un cable que una las islas y ser ambiciosos para darle otra perspectiva al plan 2030 que tiene el gobierno?”.

Regiones líderes en el mundo, como Escocia o Brest en Francia, lograron una participación del 45% de la industria local para el desarrollo de los proyectos. Canarias tiene la oportunidad de alcanzar el 40% aportando su experiencia en plataformas flotantes e importando tecnología como las torres y góndolas o nacelles.

Las ventajas impositivas y fiscales, sus zonas francas y la futura presidencia de la región ultraperiférica en Europa son los principales puntos a tener en cuenta para el vicepresidente de FEDEPORT, Airam Díaz Pastor. “Hoy somos la capital de la industria marina eólica. Es la primera vez que estamos todos los sectores atentos a este desarrollo. Es una oportunidad de poner en valor esta industria para los fondos europeos”.

Granadilla y Las Palmas son dos puertos óptimos para estos desarrollos pero todavía hay que terminar los muelles y dotarlos de capacidad. En este sentido, afirman que la empresa privada no puede acometer esas inversiones solas, sino que dependen del apoyo estatal.

Guillermo Ramos Perez, consejero de Zamakona, destaca: “Debemos volver a que los puertos sean un foco de atracción para la gente joven, recuperar el talento perdido de gente desempleada”. La apuesta en información y capacitación es otro de los requerimientos del sector privado.

Debido a lo innovador del sistema y la dinámica que esto generará una vez iniciado, Díaz Pastor remarca la importancia de generar personal idóneo que se mantenga actualizado de las novedades. Mientras que Ramos Perez cree fundamental adaptar los modos de trabajo con 3 turnos regulados que convierta a este sector en atractivo para los jóvenes.