En dos semanas, la Cámara panameña de Energía Solar se reunirá con autoridades de la Secretaría Nacional de Energía. Según precisó Rafael Galue, director ejecutivo del gremio empresario los temas principales que abordarán son: regulación de generación distribuida, el neteo virtual y, por otro lado, cómo se redestinarán los 300 MW pendientes a entrar en operación. 

“Desde el Estado hay muy buenas intenciones. Hay una estrategia desarrollada para avanzar en la transición energética hacia el 2030 y nosotros queremos ver cómo podemos ayudar a desarrollar los nuevos proyectos que son necesarios para que su estrategia sea viable. Si el Gobierno tiene la planificación, nosotros podemos encargarnos de la ejecución”  

¿Cuál es el origen de los 300 MW pendientes?

En marzo del 2020, dos centrales de gas que suman 300 MW deberían haber iniciado su construcción. Aquello no sucedió porque el Gobierno puso a revisión la licitación y posteriormente la canceló.

El sector empresario presupone que entre 150 MW y 200 MW de aquel total se redestinarán a una licitación donde se prevé que podrán participar energías renovables. 

“Los 200 MW de los que ha venido hablando Jorge Rivera Staff, secretario Nacional de Energía de Panamá, en casi todos los foros que ha asistido, creemos que serán los primeros en cubrir aquella capacidad pendiente a instalar”, consideró Rafael Galue, director ejecutivo de la Cámara panameña de Energía Solar. 

Ahora bien, también advirtió que “no se sabe a ciencia cierta qué va a pasar, cuándo o qué se licitará”. Lo que sí parece cierto, o es lo que resuena en el sector, es que se cancelarán los proyectos a gas y se buscará cubrir la demanda con nuevos proyectos renovables utility scale. 

Aún hay mucha prudencia por parte del Gobierno acerca del rumbo que tomarán con las nuevas licitaciones. 

En una entrevista exclusiva con este medio, el secretario Nacional de Energía de Panamá se refirió a dos tipos de licitaciones que se podrían impulsar, una a corto y otra a largo plazo. A finales del año pasado, el funcionario adelantó a este medio que estaban preparando una primera licitación “para que entidades del estado puedan transformarse en grandes clientes y puedan negociar el precio de su energía mediante contratos privados”.

También recomendó a la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (ETESA) elaborar y presentar ante la Autoridad de los Servicios Públicos (ASEP) los pliegos de cargo necesarios para efectuar otra licitación de corto plazo, destinada a contratar energía y potencia.

Por otro lado, comentó que su equipo además se está enfocado en estrategias para lograr flexibilizar el sistema eléctrico en su operación, de manera tal de poder incorporar mayor volumen de potencia eólica y solar fotovoltaica.

“Hay una serie de iniciativas que están surgiendo, a través de diversas herramientas de planificación y operación que permiten darle mayor flexibilidad al sistema para la incorporación de más energías renovables intermitentes”, explicó Rivera Staff.

Aquello iría en línea con la Agenda de Transición al 2030, que se apoya en un Plan Energético a Largo Plazo –aprobado en 2015–.

Panamá: gremio empresario plantea subastas de energía por tecnología y regulación de distribuida