Darwin Energía es una joven empresa nacional, nacida en el año 2016 con el propósito de realizar y promover instalaciones de soluciones solar térmica y solar fotovoltaica en Colombia.

En virtud de que a principios del 2018 fue publicada la Resolución 030 –VER EN LÍNEA-, que habilita a los usuarios residenciales, comerciales e industriales a inyectar energía limpia a la red eléctrica mediante fuentes de energías renovables, la compañía se volcó fuerte al negocio de venta e instalación de paneles solares fotovoltaicos.

En una entrevista para Energía Estratégica, David Acevedo, gerente y co-fundador de Darwin Energía, brinda precisiones sobre el estado del mercado y las perspectivas para el 2020.

¿Cómo se encuentra el mercado de la Generación Distribuida en Colombia en términos de incentivos?

El mercado ha estado muy dinámico y los proyectos fluyendo. Creo que el mercado se desarrollará mucho más con la entrada de varios jugadores que potencialicen los PPA en el país.

En términos de incentivos, sin duda la Ley 1955 y la exención de IVA han llevado a esa dinámica pero aún esperamos de parte de UPME y ANLA que los incentivos de la Ley 1715 lleguen a los tiempos prometidos en diferentes espacios a lo largo del año.

¿Qué mejoras deberían introducirse?

Ponerle acelerador a los procesos en UPME y ANLA permitirían que se dinamice aún más. También el ampliar las potencias para generadores distribuidos (100 kW) creo que podría apuntar a que empiecen a aparecer este tipo de plantas en el país.

En Colombia, algunas empresas proveedoras de energía eléctrica venden e instalan a sus usuarios paneles solares, facilitándoles el pago de equipos mediante la tarifa. ¿Cómo compite ese esquema frente a proveedores particulares?

Lo considero desventajoso para proveedores particulares. Muchas veces el operador de red es el mismo comercializador y quien aprueba los beneficios de la CREG 030 por lo que se vuelven juez y parte.

Nunca hemos tenido un mal entendido con ellos, pero se presta para malos entendidos.

Por otra parte, nos mueve a los particulares a buscar innovaciones en nuestro modelo de negocio y eso también es bueno para el cliente final.

¿Cómo se encuentra el mercado? 

Nosotros contamos con 2 líneas de negocios: en EPC full estamos desarrollando 500 kW en 2 industrias los cuales se encuentran en fase UPME, esperamos que entren a funcionar en el primer trimestre del 2020.

Adicionalmente en nuestra línea de negocio de ingeniería y construcción, acabamos de instalar 112 kWp en Yumbo y estamos desarrollando 800 kWp en autoconsumo en diferentes techos para una empresa de ingeniería en Medellín.

Las tasas de éxito por cotización ha mejorado bastante respecto a antes de la Ley 1955.

¿Qué expectativas tienen del mercado para el año 2020?

Que continúe el crecimiento de la compañía y llegar a los 5 MW instalados.

Queremos convertirnos en aliados importantes para otras compañías EPC y cooperar en la construcción de nuevos proyectos. También esperamos desarrollar cerca de 0,5 MW en 2020 con nuestros aliados PPA.