Generar más industria nacional es una prioridad, pero también lo es ofrecer equipos de calidad. En Argentina ya existen empresas que tienen producción en serie de calefones y termotanques solares, pero son una minoría aún; otras fábricas, en distintas localidades del país y con distintas dimensiones y escala, se encuentran en etapa previa generando el modelo de producción. La Cámara Argentina de Fabricantes de Equipos de Energía Solar Térmica (CAFEEST), que fue creada el 4 de septiembre de 2017, es un núcleo donde se fusionan distintas realidades de empresas nacionales y que se creó para impulsar a estos fabricantes locales y establecer estándares de calidad para sus productos. ¿Cómo va a trabajar la Cámara éste 2018?

La primera reunión de este año de CAFEEST será el jueves 15 de marzo. La entidad, que ya cuenta con 20 empresas asociadas, goza con el apoyo y está en permanente diálogo con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) y el Ministerio de Producción de la Nación, por lo que este primer encuentro se realizará en el edificio de Producción, Av. Pres. Julio A. Roca 651. Ahí se van a tratar temas propios a la Cámara como cuota societaria, disposiciones generales, exposiciones en las que se quiere participar este año, como así también los asuntos importantes a atender para mejorar el mercado de calefones y termotanques solares en el país.

Al ser una entidad nueva busca consolidarse y difundir en distintas comunas, provincias y en Nación el trabajo que se viene realizando. Como Cámara busca abogar por todos sus miembros que se inician, de modo que no sólo sea una figura de representación sino de acompañamiento, asistiendo por ejemplo a los fabricantes que no tengan equipos homologados o ensayados en plataforma INTI y llevándolos a que realicen sus primeras pruebas, acompañándolos en el proceso de su crecimiento para que todos comiencen a construir su modelo, y para que paralelamente se logre una mejoría en el estándar de calidad de estos equipos de fabricación nacional.

Lea también: «El Gobierno asignará más capacidad de transporte eléctrica para nuevos proyectos»

Entre los propósitos que se prevén en este principio de año, el Director de la Cámara Dardo Allarague compartió con Energía Estratégica que se busca “impulsar proyecto de Ley de Energía Solar Térmica (iniciado por la senadora nacional por Mendoza, Pamela Verasay) a nivel nacional, con el interés de que esa ley se pueda aprobar, porque es una ley que beneficiaría a la industria nacional”. Además, agregó que están trabajando en la normalización de los ensayos para equipos y ya iniciaron con el debate sobre qué laboratorio será el que certifique las normas IRAM para los equipos solar térmico. Para el Director de la entidad “primero es necesario el laboratorio acreditado para poder ensayar los equipos y ese es un tema que vamos a tratar este año”. El etiquetado es el gran asunto sobre el que se apunta también avanzar porque es la preocupación principal de los fabricantes, pero “(el etiquetado) todavía no es proyecto de este año”, está en una fase bastante posterior dentro del cronograma que tiene la Cámara con el Ministerio de Producción.

Con respecto a la serie de ensayos necesarios (4 aproximadamente), estos son importantes porque son los que le dan al equipo la certeza de que va a funcionar correctamente y no tendrá inconvenientes de rotura. Después, el etiquetado estaría referido más que nada a la curva de rendimiento del equipo. Los compradores tienen que considerar las características del país, las condiciones de radiación varían en las distintas regiones, por lo que el etiquetado es necesario a la hora de decidir el rendimiento que se está buscando: una etiqueta que podrá ser tipo A, B, C o D, que al momento de normalizarse se sabrá a qué representa cada clasificación, permitirá al consumidor poder elegir la mejor opción para su aprovechamiento.