Desde el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), la Asociación Hondureña de Energía Renovable (AHER) y demás entes privados, condenaron la detención por la fuerza de 9 proyectos de generación de energías renovable y minas en Honduras. 

Particularmente se denunciaron atentados sobre proyectos de generación con tecnología hidroeléctrica que fueron llevados a cabos por individuos que ejecutaron actos vandálicos, mientras acompañaban manifestaciones de ONGs ambientalistas. Aquellos desvirtuaron la protesta que los voceros definieron como reclamo al carácter de “Información Reservada” de los estudios de carácter técnico contenidos en las solicitudes de Licencias Ambientales para proyecto minero-energéticos, que es algo a lo que los privados no se opondrían que suceda.

“Manifestamos que no estamos en contra del derecho de protesta pública, el cual es una libertad garantizada en nuestra Constitución, siempre que la misma se registre a través de actos pacíficos. Pero, en forma contundente y categórica, rechazamos los actos de grupos irregulares de personas que se han expresado con actos de violencia y constitutivos delitos, según nuestro ordenamiento jurídico nacional, por atentar en contra de la seguridad de las personas, la propiedad privada, el derecho al trabajo, el derecho a la libertad de empresa, inversiones, entre otros”, comunicó el el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP).

Los últimos hechos violentos que se llevaron a cabo este mes significaron, según relevamiento del COHEP, que se paralicen proyectos que superan los $2,492 millones de dólares de inversión. Esto complica en gran medida el escenario de desarrollo del sector renovable en crecimiento.

Por ello a aquella denuncia se sumó la Asociación Hondureña de Energía Renovable (AHER) que, a través de un comunicado difundido el día de ayer, empresarios de renovables realizaron un llamado al Gobierno hondureño para que “garantice las condiciones necesarias para seguir construyendo” y advirtieron que para evitar nuevamente hechos delictivos sobre renovables será necesaria nueva legislación.

Puntualmente, AHER se dirigió a los diputados del Congreso Nacional solicitando que aprueben lo más pronto posible la “Ley de consulta previa, libre e informada” para que mediante esta normativa las dudas sobre los proyectos se despejen con anterioridad y se pueda garantizar paz en el desarrollo del sector.