Con el objetivo de mejorar la oferta de baterías para el almacenamiento de energía en el país, Marcelo Zandweghe y Juan Pablo Zagorodny de la empresa VZH viajaron a Shenzhen (China) para participar del 21 al 23 de mayo de la CIBF 2018 (China International Battery Fair), la feria comercial de baterías con más convocatoria en el mundo. 

El interés de los empresarios es ir desarrollando el mercado. Por este motivo, en su viaje a China también visitarán fábricas de componentes para baterías de Litio de sus proveedores y buscarán abastecer a través de ellos a la demanda local, hasta el día en que se instalen fábricas de celdas en Argentina. Cuando aquello suceda, como partidarios de la industria nacional, aclararon que serán los primeros en incorporarlas.

En el marco de un Seminario de Energías Renovables, Energía Estratégica entrevistó a los empresarios antes de partir a China, con el interés de conocer las oportunidades de desarrollo de tecnologías de almacenamiento en el país, en relación a sistemas de Micro Redes y Generación Distribuida.  

En este sentido, Marcelo Zandweghe, socio fundador de VZH, expuso sobre la actualidad del almacenamiento, los costos de la tecnología y las posibilidades del desarrollo de la industria. 

¿En qué situación de mercado se encuentra la industria del almacenamiento en Argentina? 

El mercado viene trabajando hace ya un tiempo en almacenamiento. Esto empezó hace muchos años en Argentina con las instalaciones en estancias de ingleses en el sur. En aquel momento trajeron motores Lister con baterías de 32v en bases de vidrio. A partir de ahí, la tecnología fue evolucionando, lo que permitió que en donde no había llegado la red, el almacenamiento en baterías se hiciera presente como la mejor alternativa; y, actualmente hay micro redes funcionando con almacenamiento en baterías. 

Por supuesto que hubo épocas dónde el petróleo fue muy económico y los sistemas de baterías fueron reemplazados por grupos electrógenos…  

Y ahora, ¿cómo se posicionan frente al desarrollo de las tecnologías renovables? 

La baja de los costo de los paneles solares, por ejemplo, hace que sea muchísimo más rentable y amortizable un sistema de generación por fotovoltaico (o su equivalente eólico o microturbina) que un grupo electrógeno donde llevar el combustible lo hace más caro.

¿Cómo están evolucionando los precios en almacenamiento teniendo en cuenta la incorporación del litio desde hace ya unos años? 

El litio viene en franca caída de precios y esta forma de almacenamiento electroquímico permite muchas más posibilidades que solo apoyar la generación de energías alternativas. También se hace presente en el desarrollo de movilidad eléctrica sostenible y en todo tipo de maquinaria que deba ser autónoma a nivel almacenamiento. 

¿Cómo impacta el costo final de estas baterías en la instalación de microrredes?

Si uno valora el costo de una Micro Red armada con baterías de litio por lo que va a pagar el día en el que lo compra, el litio será más caro; el costo inicial sería superior. Pero, si uno va a valorar el sistema por los años que va a estar funcionando dividido el costo, la Micro Red con baterías de litio (que no tiene reemplazo por unos 15-20 años) será más barata.   

¿Qué ventajas comparativas encuentra entre el litio y otros compuestos para el almacenamiento como plomo? 

Las baterías de litio se imponen en cantidad de ciclos, en profundidad de descarga y peso. La única desventaja que tenía respecto a otras tecnologías era el costo. Pero el costo viene bajando.

Lea también «Estímulos para el almacenamiento con baterías en grandes parques de energía renovable, según Fluence: costos, oportunidades y expectativas de mercado»

Así mismo, Juan Pablo Zagorodny, como Director de la Unidad de Baterías de Litio en VZH, amplió el tema partiendo del marco legal que debería acompañar el crecimiento del almacenamiento en el país.

Desde su punto de vista ¿será necesario incorporar incentivos para fomentar instalaciones con almacenamiento?

Estamos expectantes de qué pasará a partir de la reglamentación de la Ley de Generación Distribuida; en parte, porque un buen porcentaje de los clientes que adquirirán equipos de almacenamiento lo harán para conectar a sistemas de micro redes o distribuida.

Por otro lado, en grandes proyectos la amortización de un banco de baterías se da muy rápido, por lo que, de existir incentivos, deberían diferenciarse de aquellos que serán para instalaciones más chicas. 

En este sentido y para apalancar el mercado de baterías para el almacenamiento de energía, ¿consideran necesario que se desarrollen leyes específicas?

Claramente se necesitan estímulos para que aparezcan nodos de almacenamiento, porque estos contribuirían a la estabilidad de la red.

Además, otras de las funciones del almacenamiento pueden ser aplicadas para administrar la red en horas pico, osea hacer lo que se llama “peak shaving” o “peak management”.

Por eso, sí considero que viene siendo tiempo de empezar a pensar de a poco en una Ley para el almacenamiento energético, que es un nuevo componente de las redes inteligentes que antes no existía. 

Así, como nos ocupamos de las energías renovables en un extremo del cable y de los vehículos eléctricos en el otro, en el medio tiene que estar cubierto el almacenamiento. 

Empezar a reflexionar este tema tan importante nos lleva a pensar que merecería una Ley de Promoción de los sistemas de acumulación o sino, de otro modo, poder pensar medidas tales como llamar a licitaciones para sistemas de acumulación en ciertos lugares. 

Finalmente, pensando en la evolución del mercado, ¿será necesario un nuevo organismo dentro del Ministerio que aborde temas de almacenamiento energético?

No creo que haya un ente de control o regulatorio. El almacenamiento es un componente más de las redes eléctricas, el ENRE en este sentido es quien debe regular y si se piensa más a futuro las normas las podría redactar el IRAM y verificar el INTI. En el país tenemos capacidades de sobra.