7 de octubre 2020

Empresarios apuestan a la estandarización de estudios ambientales en Yucatán

La Agrupación Peninsular de Energías Renovables (APER) presentó a autoridades federales los resultados del primer año de estudio coordinado.


Durante el sexenio pasado, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) exigía autorizaciones ambientales pero no requería cumplimientos de un protocolo o metodologías en particular, con lo cual podían verse resultados disímiles de los estudios realizados por proyectos próximos. 

“Se nos obligó a hacer estudios ambientales peninsulares de fauna que llegaban a costos altísimos. Estos superan el monto total de la facturación anual de algunos proyectos, ya que el mismo estudio lo tenía que hacer un proyecto de 300 MW que uno de 18 MW”, advirtió Benigno Villarreal en conversación con Energía Estratégica

En atención a aquello, la Agrupación Peninsular de Energías Renovables (APER), de la cual es presidente el empresario consultado, propuso a la autoridad ambiental que cada uno de los proyectos de la Agrupación pudiera hacer estudios locales en Yucatán bajo una misma metodología, de modo que la dispersión geográfica de estos permitiera llegar a conclusiones regionales favorable para el sector público y privado. 

De acuerdo con el referente empresario, esto iba a permitir dos cosas: abatir los costos para poder materializar los proyectos y arrojar información medioambiental precisa de los estudios, amén de procurar construir una mejor política medioambiental.

Un poco más de un año que la mesa de coordinación de trabajos ambientales del APER, universidades y organizaciones no gubernamentales y la SEMARNAT llegaron a una metodología consensuada. 

“Hoy, solo a nivel peninsular, las empresas estamos trabajando de forma coordinada con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, para procurar entregar estudios homogeneizados en metodología”, comunicó Villarreal a este medio. 

Y agregó “en días pasados, tuvimos una reunión virtual entre todas las empresas participantes con las autoridades federales. Allí, presentamos los resultados del primer año de estudio y se nos solicitó la captura de dos jaguares y dos ocelotes para ponerles un collar de rastreo satelital. La APER ya confirmó el primer jaguar monitoreado y antes de fin de año esperamos dar total cumplimiento”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019