El viernes pasado, ante cientos de empresarios, sindicalistas, gobernadores y funcionarios de los distintos estamentos del Estado, el Presidente Mauricio Macri encabezó un acto que tuvo como fin la firma de un Acuerdo Sectorial de las Energías Renovables (ver en línea).

Los firmantes del Acuerdo fueron: Antonio Caló, Secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM); el Secretario adjunto de la UOCRA Rubén Pronoti; el secretario general de la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza, Guillermo Moser; el presidente de CIPIBIC, Luis Manini; Coordinador del Clúster Eólico Argentino, Gastón Guarino, el Ministro de la Producción, Francisco Cabrera,  y Juan José Aranguren, Ministro de Energía y Minería; el Ministro de Trabajo, Jorge Triaca; y el Director General de Aduana, Diego Dávila.

Se calcula que para los próximos 8 años se instalarán 10.000 MW en centrales de energías limpias –de los cuales 3.000 MW ya están en curso- que crearán cerca de 9.000 puestos de empleo, sumados a los 3.000 ya existentes en el sector. Los proyectos generarán inversiones por 15.000 millones de dólares.

Ante semejante expansión, de un mercado prácticamente inexistente en el país, el convenio tiene como propósito la intención de generar consensos entre los actores para lograr un desarrollo del sector “armónico”, en paz social, principalmente con vistas a desarrollar la industria nacional de energías renovables.

Para ello se conformará una mesa de diálogo integrada por empresarios, sindicalistas y autoridades, que se reunirá semestralmente para monitorear el cumplimiento de los postulados.

En diálogo con Energía Estratégica, Guarino expresó que existen “las mejores expectativas” en el armado de esta mesa de trabajo.

El coordinador del Clúster Eólico Argentino comentó que en el último año ya venían manteniendo reuniones con los ministerios de Energía y Producción y con sindicatos. “En estas reuniones logramos escucharnos y comprender las necesidades que tiene cada uno. Buscamos hacer fuerza en los puntos que tenemos en común y poder buscar soluciones en las cuestiones que estamos con visiones distantes”, expresó.

Lea también: «Exclusivo: el texto del acuerdo sectorial entre sindicalistas y empresarios de las renovables»

Y agregó que “lo que busca este convenio es generar un método de trabajo para poder potenciar el desarrollo de la actividad y que en la habitualidad se perfeccione el sistema”.

“De esta manera podemos brindar previsibilidad a largo plazo, lo que es imprescindible en este sector”, observó Guarino.

Por su parte, Marcelo Álvarez, presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), también celebró este nuevo espacio. “El documento no es otra cosa más que lo que viene pidiendo CADER todos estos años, por lo tanto estamos de acuerdo”, saludó en diálogo con este portal.

Y enfatizó: “es importante que se sienten todos los actores a la Mesa a discutir un plan que considera al mercado interno y al mercado regional como objetivos para la industrialización local”.

Para el dirigente, el espacio servirá para “ajustar el marco jurídico como para aumentar la productividad de la parte laboral como la competitividad de las empresas”.

Opinó que el empresariado debe mejorar su productividad “en pos de invertir y tener un plan consolidado”.

Del mismo modo, apuntó sobre los gremios, y dijo que este pacto “no se trata de reducir derechos laborales, sino de adaptar el marco regulatorio de un trabajo que es nuevo, con condiciones de mercado nuevas, para que haya un reconocimiento de productividad de los asalariados y que la estructura permita bajar ausentismos y costos, sin perjudicar los intereses de los trabajadores, generando mayor crecimiento”.