La entrada en operación de nuevas centrales renovables ha sido frenada por la actual administración bajo el argumento de que es necesario garantizar la confiabilidad del sistema eléctrico nacional (SEN) en tiempos de coronavirus.

Mediante el Acuerdo para Garantizar la Eficiencia, Calidad, Confiabilidad, Continuidad y Seguridad del Sistema Eléctrico Nacional con motivo de la epidemia de enfermedad por el virus SARS-CoV2, publicado por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) el pasado 29 de abril, se establece que se realizarán las acciones para la integridad y el funcionamiento del sistema a partir de mañana.

En concreto, se verían beneficiadas las plantas térmicas e hidroeléctricas, dado que el convenio del Cenace dará prioridad a las centrales con mayor capacidad de entrar en operación para reducir intermitencias ante un escenario de contingencia.

También establece que, desde ayer, las plantas generadoras que sean eólicas o solares que estén listas para operar no podrán hacerlo hasta nuevo aviso.

Ante esta novedad, el Consejo Coordinador Empresrial, expresó su rechazo a través de un comunicado de prensa: “el acuerdo erige barreras a la competencia y desplaza a la iniciativa privada, beneficiando indebidamente a centrales de generación más costosas y contaminantes».

Así las cosas, el CCC  advierte que «sin motivación técnica sólida ni fundamento jurídico plenamente justificado, el Cenace ha desatendido su mandato legal de salvaguardar la eficiencia del Sistema Eléctrico Nacional y la competencia en el mercado eléctrico, lo cual impacta negativamente a miles de consumidores en el sector comercial e industrial”.

“La generación de electricidad con energías renovables, que representa inversiones por más de 20 mil millones de dólares en nuestro país, es una actividad económica esencial para el desarrollo de México. Hacemos un respetuoso llamado a las autoridades a promover la unión y la solidaridad nacional en este momento de emergencia, y a eliminar prácticas anticompetitivas que lastimen el marco jurídico nacional”, apuntó el CCE.

CCC alertó que la iniciativa privada tomará las medidas legales para revertir la situación. “Como en ocasiones anteriores, el sector privado tomará las medidas legales conducentes para defender la competencia con piso parejo y el derecho de los mexicanos a un medio ambiente sano”, advirtieron.