Argentina atraviesa una nueva etapa de incertidumbre respecto al desarrollo de nuevos emprendimientos de energías renovables. Desde la Secretaría de Energía, dirigida por Sergio Lanziani, aún no hay precisiones sobre un nuevo mecanismo de fomento a implementar.

Tres grandes temas siguen siendo grandes interrogantes para el sector: ¿van a convocar a próximas licitaciones?, ¿cómo tratarán el tema impositivo –devolución de IVA, por ejemplo- para energías renovables?, ¿van a incrementar el contenido nacional para nuevos proyectos?

En conversación con Energía Estratégica, Héctor Omar Etcheverry, CEO de Haizea Energías Renovables, valoró como fundamental que el nuevo Gobierno ofrezca claridad y previsibilidad sobre las medidas que acompañen la aplicación de la Ley 27191.

“El ritmo del sector ha decaído, estamos en una impasse involuntaria. Entendemos que recién inicia esta administración pero precisan resolver cuanto antes cuestiones macroeconómicas de las cuales dependemos para financiar nuestros proyectos a tasas razonables”, advirtió el empresario.

Y agregó, “además, reclamamos conocer las reglas de juego para este sector, advirtiendo como fundamental que las nuevas medidas vayan en linea con la Ley 27191. Con el respeto a ese marco, el mercado tendrá un impulso natural”.

Haizea Energías Renovables, empresa con proyectos desarrollados para licitaciones como RenovAr y MATER, incluye dentro de su cartera emprendimientos de 10 MW a unos 300 MW. Ahora bien, su titular opinó que cada vez ve más inviable los proyectos de gran escala para redes de 500 kV en el país.

Según la lectura de Etcheverry, si bien hay buen recurso en el país para grandes parques de generación, el mundo iría hacia pequeñas centrales de generación cercanas al consumo. Esto evitaría inversiones en grandes redes, pérdidas en el transporte y resiliencia al sistema.

De allí, licitaciones como MiniRen (RenovAr ronda 3) significan una gran manera de aprovechar las redes disponibles y brindar pronta respuesta a la demanda en Argentina. 

Sin embargo, el referente consultado advirtió que al hablar de escalas de proyectos más chicos, los costos pueden incrementarse mucho, mas en el rubro eólico donde se movilizan grúas que incrementan el valor del parque. 

Para que esto funcione, indicó que “habría que ajustar para arriba el tope de potencia máxima de proyectos convocados a licitación. Esto podría ser pasar de los 10 MW que definió la ronda 3, a unos 12 MW o 15 MW para poder contemplar más de cuatro aerogeneradores por proyecto y de acuerdo a lo que soporte cada red”.

Respecto a mercado entre privados, la claridad del Gobierno sobre las medidas a implementarse este cuatrienio sería también importante según el titular de Haizea Energías Renovables.

“Entendemos que han asumido recientemente y quieren hacer un análisis profundo sobre la situación del sector pero si al mercado le dan claridad y previsibilidad, el mercado logrará éxitos como los tuvo tiempo atrás”.

“Somos muchos los que tenemos proyectos preparados para competir en el MATER, pero los privados tienen dudas respecto a cómo va a continuar la situación de las tarifas para saber si firmar o no contratos de abastecimiento con nuevas generadoras que se aseguren la prioridad de despacho”.

Una medida que el empresariado estima que podría exigir el nuevo Gobierno es que se incremente el contenido nacional entre los componentes de nuevos parques renovables.

De acuerdo a las cifras que se manejan en el sector, Etcheverry consideró que hoy en el segmento eólico se puede lograr hasta un 60% de contenido nacional. Consideró además, que es una cifra que podrá superarse de llevarse a cabo el estímulo necesario a la cadena de valor.

“Puede ser muy interesante para el país desarrollar un clúster de todo aquello a lo que hace la instalación de parques eólicos en Argentina”, valoró. 

Atractivo de Buenos Aires para nuevos proyectos de generación

Héctor Omar Etcheverry, CEO de Haizea Energías Renovables, sugirió que “tenemos que aprovechar provincia de Buenos Aires, que tiene una extensa linea de 33 kV y zonas con gran recurso eólico para desarrollar un nuevo MiniRen”.

Es de destacar que esta provincia resulta atractiva además por que en Bahía Blanca-Coronel Rosales y Necochea, ya se ha instrumentado una política para eficientizar la entrada y salida de los aerogeneradores desde el Puerto.

Inclusive, el CEO de Haizea Energías Renovables consideró que superado el tema del financiamiento, “provincia de Buenos Aires podría tener una ronda propia, porque tiene un potencial importante para poder tener este tipo de proyectos operativos” .

No debería porqué surgir barreras, en este sentido. Hasta se han reglamentado buenas prácticas medioambientales en este sector, lo que hace que esta opción esté muy bien orientada, determine el marco de cómo trabajar y de tranquilidad a los ciudadanos.