26 de agosto 2019

Emesa lanzó convocatoria abierta para dar energía limpia y eficiente a la cordillera mendocina

La Empresa Mendocina de Energía (Emesa) junto con la Fundación Bariloche y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) lanzaron una convocatoria abierta con el objetivo de generar un análisis comparativo de soluciones energéticas integrales a mediano y largo plazo, que contemple los riesgos ambientales, económicos y sociales asociados, para la localidad de Uspallata. La idea […]


La Empresa Mendocina de Energía (Emesa) junto con la Fundación Bariloche y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) lanzaron una convocatoria abierta con el objetivo de generar un análisis comparativo de soluciones energéticas integrales a mediano y largo plazo, que contemple los riesgos ambientales, económicos y sociales asociados, para la localidad de Uspallata.

La idea marca un hito, ya que contempla incrementar la confiabilidad, calidad y eficiencia en el suministro de energía en la zona reduciendo el uso de combustibles líquidos y las emisiones de gases de efecto invernadero.

“La energía no es sólo regalías sino generación de trabajo y de desarrollo. Este proyecto nos permite dar un paso adelante en ayudar a resolver la demanda que un pueblo de montaña pero también ser parte de una estrategia global de reducción de impacto ambiental”, explicó el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner.

Hay que destacar que Mendoza es una de las pocas provincias que ya cuenta con una Agencia de Cambio Climático a nivel gubernamental, que apuntan a generar energías limpias y mitigar el calentamiento global.

Lea también: «El secreto de Mendoza con las renovables: EMESA, como vehículo de desarrollo»

El proyecto

La remuneración estimada para esta consultoría es a todo costo, con impuestos incluidos de hasta cien mil dólares.

El proyecto, llamado “Mecanismos y redes de transferencia de tecnología relacionada con el cambio climático en América Latina y el Caribe”, preparado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), fue aprobado por el Consejo del Fondo para el Medio Ambiente Mundial el 11 de setiembre de 2014 y por el directorio del BID el 17 de diciembre del mismo año.

El objetivo del proyecto es promover el desarrollo y transferencia de tecnologías ambientalmente racionales en países de América Latina y el Caribe. El fin es  contribuir a la meta final de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la vulnerabilidad a los efectos del cambio climático en sectores específicos de la región.

La estrategia del proyecto es construir las capacidades nacionales para identificar, evaluar, desarrollar y transferir tecnologías ambientalmente racionales en la región.

A fin de alcanzar los objetivos de esta estrategia, el proyecto: 1) promoverá esfuerzos regionales de cooperación; 2) apoyará los procesos de planificación y de determinación de políticas a nivel sectorial y nacional; 3) servirá como plataforma para la demostración de políticas y de mecanismos que faciliten la implementación de tales tecnologías; 4) movilizará recursos públicos y privados.

El proyecto conducirá a la determinación de marcos institucionales y mecanismos para el desarrollo y transferencia para mitigación y adaptación del cambio climático. Esto, considerando y contribuyendo directamente al diseño de factores clave del Mecanismo de Transferencia de Tecnología, según lo acordado en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com