¿Cuáles serán las nuevas demandas del mercado?

En este momento estamos trabajando en cuatro líneas de desarrollo. La primera, Inversores Interactivos. Es un equipo que puede funcionar off-grid, con capacidad de suministrar eventualmente 3,5 veces la potencia nominal. Funciona en conjunto con paneles solares, molinos eólicos o grupos electrógenos. Cuando los usuarios tienen red el equipo puede configurarse para inyectar y durante los cortes provee energía de back up. En una segunda línea, trabajamos en cargadores de baterías de alta eficiencia (mayor al 96%), con perfiles de carga flexibles que permiten cargar todo tipo de baterías, incluyendo litio. La tercera línea son los reguladores de carga. Esto incluye reguladores para paneles solares y molinos eólicos.

La cuarta línea son inversores de potencia media.

¿Estas son las necesidades que detectan de los clientes?

Hay un enorme interés en las renovables, tanto en usuarios aislados (off-grid) como en usuarios conectados a la red. El gran problema que enfrentan es el acceso a financiación. El usuario analiza cuánto tarda en recuperar la inversión. Para esto, por supuesto, tiene en cuenta el precio del equipamiento, la tarifa, los incentivos y las ventajas fiscales. Cuando todos estos factores se alinean se llega a un recupero de mediano plazo.

Como todos sabemos ni las familias ni los pequeños emprendimientos disponen de efectivo para inversiones de mediano plazo. Para resolverlo podemos aprender del éxito del RENOVAR. En este programa el gobierno reconoció que el factor clave para el desarrollo de las renovables es la financiación. Se creó el Foder y se sumaron garantías internacionales para asegurar que los proyectos se financiarán a tasas bajas. Con tasas bajas las renovables son viables.

Necesitamos aplicar esta experiencia en las distribuidas. Si se establecen las condiciones para que los pequeños usuarios puedan acceder a financiación barata podemos superar los objetivos.

¿Puede competir la industria nacional frente a los desarrollos tecnológicos importados?

En electrónica de potencia podemos ser muy competitivos frente a las empresas de América, Europa y las economías de mercado de Asia. Donde tenemos más trabajo por hacer, es frente a la industria China.

Recordemos que en China el gobierno tiene propiedad en las empresas proveedoras de materias primas clave, puede controlar precios para a la competitividad de sus fábricas. Lo mismo ocurre en el plano financiero, se subsidian o se financian a tasas muy bajas las maquinarias y el capital de trabajo. Esto junto a sus normas laborales, ambientales y de seguridad eléctrica impacta en los costos de fabricación.

Entonces sumando a la pregunta anterior, si podemos financiar el equipamiento producido en argentina a tasas preferenciales podemos acelerar la penetración de las renovables y fomentar una industria nacional sin tomar medidas proteccionistas.

¿Cuáles son las perspectivas de la empresa en el mercado?

Nuestra idea es ofrecer más KW por dólar. Para analizar la inversión en renovables dividimos el costo del equipamiento por su producción de energía. En esa ecuación la durabilidad y la eficiencia de los equipos es tan importante como el precio.

Aprendimos en nuestros 16 años en off-grid que para que la energía renovable desplace a otras tecnologías debe ser confiable. El equipamiento genérico sin normas de calidad, con sus bajos precios parece ayudar a la rápida adopción de la tecnología, pero las malas experiencias de los usuarios se difunden rápido y generan el efecto contrario.

En el nuevo mercado de la generación distribuida la sensación inicial es que la única diferencia entre equipos, es el precio. Estamos seguros de que con la experiencia esto va a cambiar.

Por eso apostamos a fabricar equipos durables y eficientes, a tener un servicio técnico rápido, repuestos siempre disponibles, en definitiva a asegurar más energía por dólar invertido.

¿Qué sectores o segmentos consideran más atractivos para explotar?

Como antes mencionaba, nosotros venimos del mercado aislado donde la única energía disponible proviene del recurso renovable. Nuestros clientes tienen incorporado el concepto de eficiencia energética, toman decisiones de consumo inteligentes teniendo en cuenta la energía producida y almacenada. Trabajamos en automatizar esas decisiones con software para llevar el concepto de eficiencia al usuario de la red.

Creemos que los beneficios reales de la generación distribuida tanto para los usuarios como para el sistema se dan cuando se suma acumulación y renovables.

Todos nuestros esfuerzos de desarrollo apuntan a lograr un sistema eficiente que compatibilice los horarios de consumo con los horarios de generación para minimizar el intercambio con la red y aproveche al máximo los acumuladores.

Lea también: «Energía distribuida para una red inteligente»