El fin de semana pasado, las encuestadoras Black and White, Pulso Ciudadano y Cadem hicieron sondeos de intención de voto y llegaron a la conclusión que Apruebo Dignidad, de la mano de Gabriel Boric, se impondría en las elecciones presidenciales del próximo 19 de diciembre sobre José Antonio Kast, del Partido Republicano. Si bien los márgenes de imposición varían (con diferencias que van desde los 3 a los 16 puntos), en todos los casos resulta ganador el izquierdista.

En diálogo con Energía Estratégica, Pamela Poo, integrante de la Red de Politólogas y Directora de Fundación Ecosur, relativiza estos números, ya que dice descreer de las encuestas. Pero advierte que, de darse esos resultados, la industria de las energías renovables estaría de festejo.

“Si es por los programas que se han presentado, yo creo que para el mundo renovable debiera ser Gabriel Boric el candidato, ya que plantea darle continuidad a lo que se viene haciendo, enfocándose sobre el hidrógeno verde y la descarbonización, que obviamente eso quiere decir que se le dará impulso a las renovables”, razona Poo.

La experta informa que la plataforma de Apruebo Dignidad la plantea remediación ambiental para las llamadas zonas de sacrificio, donde operan las termoeléctricas a carbón, y se fija el cierre de estas plantas hacia el 2030. Además, se propone comisiones de transición justa en los territorios para reconvertir esas zonas y generar puestos de empleo para quienes actualmente trabajan allí.

“Kast –por lo contrario, señala Poo- plantea que no se cerrarán las termoeléctricas, que las más viejas supuestamente deberán hacer mejoras tecnológicas, y que deberán utilizar carbón limpio, lo que desde mi punto de vista es imposible, y que las nuevas termoeléctricas que se construyan deberán contar con altos estándares tecnológicos (de eficiencia)”.

Y remata: “El problema de esta propuesta es que retrasa la descarbonización y, claramente, no se está dando un claro impulso a las renovables”.

En tanto, la Directora de Fundación Ecosur agrega que el candidato derechista, en declaraciones, se posicionó a favor de la construcción de centrales nucleares y del montaje de grandes represas hidroeléctricas. “En este momento la gran hidroelectricidad no es el futuro, porque actualmente los embalses no se llenan, falta el agua en Chile”, indica.

En busca de consensos

Sin embargo, más allá de los discursos y las plataformas políticas de cada candidado, para Poo ambos tenderán a buscar apoyos en otros partidos una vez que triunfen, lo que no les permitirá radicalizarse en sus posiciones. “Tanto Kast como Boric van a tener que buscar ciertas votaciones hacia el centro”, observa.

En un interesante análisis realizado por la especialista (ver), no sólo se detalla cómo estará conformado el Congreso y la importancia de la búsqueda de consensos, sino que se precisan lineamientos de las políticas energéticas de cada candidato.

Seguridad jurídica

Consultada sobre la posibilidad que al resultar triunfante Boric no haya seguridad jurídica y juegue un rol más activo el Estado dentro del mercado, Poo niega esa posibilidad y opina que “hay una caricatura sobre eso”.

Explica: “La constitución que rige en estos momentos sobre Chile es la del 80 (1980), que dice que el Estado no puede involucrarse en áreas dónde operen los privados; es el principio de subsidiariedad, donde el Estado puede participar sólo donde los privados no tengan interés en realizar la actividad”