La Compañía Electroenergética del Austro (Elecaustro) avanza en su primer proyecto eólico en Ecuador. Se trata del Parque Eólico Minas de Huascachaca. Según precisó Antonio José Borrero Vega, gerente general de la empresa, se trata del proyecto más grande que ejecutarán.

Hasta la fecha, su parque de generación está compuesto por la termoeléctrica El Descanso (19,2 MW) y cuatro centrales hidroeléctricas: Saucay (24 MW), Saymirín (15,5 MW), Ocaña (26 MW) y la minicentral Gualaceo (0,97 MW).

En esta oportunidad, el Parque Eólico Minas de Huascachaca tendrá una potencia de 50 MW garantizada por 14 aerogeneradores de 3,571 MW cada uno, que se conectarán a una línea de transmisión doble circuito que une a la ciudad de Cuenca con la ciudad de Loja.

En conversación con Energía Estratégica, Antonio Borrero confirmó que la empresa china Dong Fang Electric Corporation (DEC) será la encargada de suplir los aerogeneradores y llevarlos hasta el puerto ecuatoriano; y, luego, la siguiente fase, realizada por una empresa de confianza del fabricante, incluye el transporte, montaje, pruebas y operación asistida por dos años.

El 15 de diciembre, llegarían los primeros 8 aerogeneradores al Puerto Bolívar (Machala) para que en febrero del 2022 estén montados al menos dos aerogeneradores del proyecto y paulatinamente ir sumando más unidades que permitan realizar las pruebas en mayo. El objetivo final sería lograr su operación comercial en el mes de junio.

Este proyecto de 50 MW se encuentra en una zona de vientos que permiten un factor de planta de un 32% que podría motivar su ampliación dentro de las 14000 hectáreas que se encuentran disponibles allí.

Aquello fue revelado en el año 2008 cuando una empresa contratada por Elecaustro realizó las mediciones de recurso y al darse con un callejón de viento de gran capacidad producido por corrientes de aire provenientes de la costa determinó un potencial de unos 300 MW que hoy estaría limitado por barreras en el transporte de aerogeneradores.

Desafíos logísticos

El Parque Eólico Minas de Huascachaca se ubicará a 1200 metros sobre el nivel del mar en una zona de orografía complicada que presenta desafíos particulares.

“El estudio de la logística fue complejo. Si bien, tenemos un puerto cercano que está apenas 84 kilómetros de ahí, el Puerto Bolívar (Machala) que cuenta la capacidad para descarga de aerogeneradores, de ahí tenemos que transportar todos los componentes a través de vías de interconexión provincial pequeñas hasta llegar al sitio del proyecto”, explicó el gerente general de Elecaustro.

De allí es que, hasta el momento, la única forma que han encontrado para transformar los aerogeneradores es a través de elevadores de palas con equipos de arrastre que deben acompañar a cada plataforma en su viaje hasta el sitio de instalación. Esta complejidad llevó a que esta primera fase se plantee de 50 MW y no seis veces superior, que podría ser el potencial máximo para la zona.