La producción y uso del hidrógeno verde continúa en la mira de varios especialistas en el sector energético. Y han sido varias las oportunidades que se ha mencionado proyectos pilotos a gran escala para generar este vector energético a lo largo de diferentes regiones del mundo. 

Pero en esta ocasión, Alejandro Ayala Garrido, Fundador y CEO de The Blue House Project (TBHP), le comentó a Energía Estratégica el tipo de emprendimiento que busca llevar a cabo en México. Y se trata de una producción y uso a nivel local. 

Alejandro Ayala es Ingeniero Arquitecto por el Instituto Politécnico Nacional.

Según explicó el entrevistado, “TBHP es una propuesta metodológica para el desarrollo de proyectos urbano-arquitectónicos y constructivos con suministro de energía mediante hidrógeno-verde producido y usado in situ”. 

Es decir, la propuesta abarca la generación y como vector energético alternativo en el ámbito de la arquitectura y la construcción sustentable. ¿De qué manera? Tal como afirmó el especialista, “se necesitará un cuarto técnico en donde se encuentren las máquinas y determinados instrumentos a través del cual se les dé energía al espacio habitable”. 

La energía se producirá mediante celdas fotovoltaicas que se podrían ubicar en la terraza del espacio a construir, y al momento que exista un excedente de energía, se canalizará para la producción de hidrógeno verde. 

“En principio habría un electrolizador para generar el H2 y, al tener el vector energético, se lo lleva a tanques de alta presión donde estará almacenado. Y a través de un sistema de electrónica de potencia, podremos gestionar el almacenamiento”, sostuvo Ayala Garrido. 

“En cuanto al requerimiento energético, estaríamos hablando de una casa unifamiliar, con una necesidad de 1,5 o 2 kW/h al día. Eso sería volverte totalmente autónomo”, agregó. 

Incluso apuntó que este tipo de sistemas podrían utilizarse en sistemas alejados o aislados de las redes de transmisión y distribución en el país, tal como en ciertas oportunidades la administración actual pensó para la generación distribuida. 

“En ese sector hay una oportunidad para que este tipo de sistemas puedan salir adelante”, vaticinó quien también es Ingeniero Arquitecto por el Instituto Politécnico Nacional. 

Por otro lado, el fundador y CEO de The Blue House Project, señaló que ya han hecho una inversión de poco más de 600.000 MXN y que el siguiente paso sería la adquisición de la tecnología: “en el primer acercamiento se estima una inversión entre 800.000 y 1.000.000 MXN”, aclaró.

Y si bien el proyecto se viene trabajando de manera intermitente, el tiempo estimado para la construcción “dependerá del tiempo que tarden en llegar los recursos”, según mencionó el especialista.

“Podría hablar de medio año, porque constructivamente tenemos los recursos materiales y de personal técnico, sin embargo el freno es la inversión en las tecnologías, porque además dependemos de tecnologías que no se desarrollan en el país, y por encargo quizás hay tiempo de demora entre la preparación y el envío”, continuó.