Hasta la semana 24 de este año (mediados de junio), el Sistema de Información Eléctrico Colombiano (SIEL) registró 328 proyectos eólicos, solares fotovoltaicos y de biomasa en estado de ‘vigencia’, ubicados en distintos sitios del país.

La masa de proyectos totaliza una potencia de 12.158,95 MW, más de dos tercios de la capacidad de potencia instalada actual del Sistema Interconectado Nacional (SIN).

De estos proyectos, sólo cuatro corresponden a la tecnología de biomasa, por 25,81 MW. El número de emprendimientos eólicos llega a 20, por una capacidad de potencia de 2.650,8 MW. Los que predominan en el listado son los solares fotovoltaicos: 304 proyectos, por 9.482,34 MW.

DESCARGAR EXCEL

De esa totalidad, 205 emprendimientos (más del doble) se encuentran en Fase 1, es decir en prefactibilidad: análisis técnico – económico de las alternativas de inversión para el desarrollo de los proyectos.

Este estadio incluye comprobar que el proyecto sea prioritario, hacer diagnóstico del sector, definir si es técnica y económicamente viable, identificar problemas y obstáculos, presentar posibles fuentes de financiación y concluir acorde a los resultados obtenidos del estudio identificando la mejor alternativa.

Luego, 118 se encuentran en Fase 2: factibilidad.

Allí se perfecciona y precisa la mejor alternativa identificada en la etapa de pre-factibilidad, es decir, los estudios son más profundos y completos que la fase anterior.

Esto incluye: Analizar en profundad los condicionantes del proyecto, realizar el diseño de ingeniería a nivel de anteproyecto (dimensiones básicas, sin nivel de detalle), estimación de costos, estudio de viabilidad económica, formulación básica del proyecto, estudio financiero, y estudio ambiental.

La información debe ser tal que permita tomar la decisión de realizar o no la inversión en la ejecución del proyecto.

Finalmente, 5 de los 238 emprendimientos están en Fase 3 y son todos solares fotovoltaicos.

Esta etapa corresponde a la Ingeniería de Detalle: nivel de definición el cual permite la ejecución del proyecto.

Incluye: elaboración del diseño definitivo de acciones y actividades que garanticen la ejecución y operación del proyecto, planos de detalle, especificaciones técnicas para la construcción, montaje y puesta en marcha, cronograma de ejecución y presupuesto detallado.