En la última sesión de la Cámara Alta, ingresó al hemiciclo y fue girado a las comisiones de Salud Pública, Medio Ambiente Humano y de Legislación General, un proyecto promovido por el senador de Villaguay, Mario Torres (FPV).

Si la propuesta prospera se declararía “de interés provincial el uso de paneles solares fotovoltaicos, biodigestores y aerogeneradores domiciliarios, como fuentes alternativas o no convencionales”. Si bien la aplicación será a pequeña escala se recurre a una herramienta marco, como es la Ley Nacional 25.019, que promueve la generación de energía eléctrica de origen eólico y solar, a la vez que promueve la investigación y el uso de energías no convencionales por intermedio de la secretaría de Energía del ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos de la Nación.

En ese marco se busca establecer un régimen de promoción en beneficio de la generación de gas o electricidad de origen solar, procesos de biodigestión o eólico, el que como mínimo contemplará la exención de todos o algunos de los tributos provinciales y la gestión de líneas crediticias especiales para el financiamiento de obras o equipamientos necesarios ante organismos bancarios y entidades financieras públicas o privadas.

Políticas públicas

Por otro lado, se establece que el Ejecutivo provincial elaborará un programa de Energías Alternativas (Ppea) para la Población Rural, que incluirá el desarrollo y gestión del régimen de promoción. Además, deberá coordinar con las universidades y centros de investigación y desarrollo con sede en la provincia la implementación de cursos de capacitación y formación de recursos humanos en los distintos campos de aplicación de este tipo de energías.

Por otro lado el Ppea brindaría asesoramiento técnico a los usuarios en lo que respecta al cálculo de las necesidades energéticas y, de acuerdo a ello, de las dimensiones y características de los paneles solares fotovoltaicoso o biodigestores a instalar.