El sector eólico ve positiva la licitación argentina de renovables pero advierte desafíos

Desde la AAEE y de la CEA confían en que se presentarán varios proyectos a precios competitivos, pero pusieron la mirada en la posibilidad de que haya una prórroga para presentar las ofertas.

Días atrás, el subsecretario de Energía Eléctrica de la Nación, Santiago Yanotti, reveló que prevista que eólica participe en la licitación de renovables y almacenamiento RenMDI (ver nota), pero que la decisión cambió a raíz de que se le planteó que se los deje participar a tales proyectos y que luego el gobierno decida la asignación en base a la competitividad del precio ofertado. 

Desde el sector eólico se hicieron eco de dichas declaraciones y tanto desde la Cámara Eólica Argentina (CEA) como de la Asociación Argentina de Energía Eólica (AAEE) conversaron con Energía Estratégica y coincidieron que los parques renovables compuestos por aerogeneradores podrán competir en casi todas las regiones previstas. 

“Salvo en Tucumán, donde prácticamente no hay viento para los aerogeneradores, en Chaco, Formosa y Misiones donde hay pocas zonas, en todas puede competir y a muy buen precio. Incluso, a futuro, miremos los parques híbridos, buscando alternativas para mejorar la producción y costos”, sostuvo Héctor Pagani, presidente de la AAEE. 

“La sustitución de generación forzada por renovables es un proceso virtuoso, ayuda a continuar por la senda de los compromisos asumidos. Y para la eólica constituirá un gran desafío porque uno imaginaba un rango mayor de potencia adjudicable, pero el factor de capacidad y los precios son muy buenos, por lo que habrá proyectos presentados”, afirmó Héctor Ruiz Moreno, gerente general de la CEA.

Asimismo, ambos especialistas concordaron que es una buena iniciativa y que debe ser vista como un paso adelante en el desarrollo del sector, mientras se avanza en la construcción de más líneas de transmisión, y por ende más capacidad de transporte disponible, que permitan la inserción de nuevos proyectos renovables. 

Como también se ve como una oportunidad para que los fabricantes nacionales hagan una “reingeniería en el negocio” y puedan competir en algunas propuestas que se presenten, siempre y cuando sobrepasen el reto de cumplir con el cronograma establecido y realizar, en tiempo y forma, la compra de aquellos materiales que no se fabrican en el país. 

Justamente, otro de los puntos que hicieron eco en la industria energética argentina fue el período asentado para la presentación de las ofertas, a tal punto que Yanotti que “los plazos son acotados pero que habrá ofertas suficientes”. 

Tanto Ruiz Moreno como Pagani también abordaron dicho tema y no descartaron la posibilidad de haya solicitudes de prórroga, considerando que el llamado estará abierto hasta el hasta el 15 de marzo del corriente año y que la adjudicación está pautada para el 24 de mayo. 

“Muchos actores ya tienen los proyectos prácticamente armados, pero aquellos que no lo tengan, seguramente pedirán prórroga. Pero desde ya hay que pensar en el desarrollo de una logística para tener un cronograma bueno y que no haya tiempos muertos”, afirmó el presidente de la AAEE. 

“Los plazos son exiguos y es muy probable que, desde el ámbito de algunas asociaciones, se hagan o hagamos presentaciones en ese sentido para tener prórroga, ya que para conocer bien todo el proceso, debería haber una extensión de tiempo razonable para las presentaciones”, complementó el general general de la CEA.  

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *