Se llevó a cabo la segunda reunión informativa del proceso de licitación DELSUR-CLP-RNV-1-2018 para el suministro de 28 MW de generación distribuida renovable. Además de las más de 15 empresas del sector interesadas en ofertar proyectos para su adjudicación y las 8 distribuidoras eléctricas de El Salvador, estuvieron presentes 4 departamentos del Gobierno y 4 bancos locales.

En detalle, se contó con la participación de los bancos: Banco Agrícola, DAVIVIENDA, Banco de Fomento Agropecuario y BANDESAL. Quién inició con las exposiciones de interés fue el Banco Agrícola, considerado como el banco local que más créditos otorga a la industria salvadoreña, siendo este parte de Bancolombia.

Lo siguió la presentación de autoridades de DAVIVIENDA, banco con presencia en seis países del continente (El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá, Colombia y Estados Unidos) y reconocido por entidades públicas de la región en su apuesta a mercados futuros.

Luego fue el turno del Banco de Fomento Agropecuario (BFA), que fue creado en 1973 como una Institución Oficial de Crédito, descentralizada del Ministerio de Agricultura y Ganadería, en cuya dirección participan el Estado y el Sector Privado.

Y finalmente, la Banca de Desarrollo (BANDESAL) que tiene como propósito acompañar con recursos financieros a las políticas públicas sectoriales que se establezcan por el gobierno. Administra el Fondo de Desarrollo Económico y Fondo Salvadoreño de Garantías.

Por otro lado, entre las distribuidoras eléctricas que se hicieron presentes estuvieron DELSUR (quién tiene a cargo la subasta), la Empresa Distribuidora Eléctrica Salvadoreña (EDESAL), B&D, A-BRUZZO Distribuidora, CAESS, AES-CLASA, AES-DEUSEM y AES-EEO.

En tanto, los organismos oficiales que asistieron fueron el Consejo Nacional de Energía (CNE), la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET), el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y el Ministerio de Hacienda de El Salvador. 

En dicha jornada y en paralelo a las exposiciones abiertas al auditorio, se previó una Rueda de Negocios para que los interesados en participar puedan concertar reuniones previas “uno a uno” con aquellas instituciones relevantes en el proceso de licitación. 

Lea también «Así es la licitación que lanza El Salvador para impulsar energías renovables: los puntos técnicos y comerciales»

Finalizado este último encuentro informativa, el cronograma prevé en el Proceso de Libre Concurrencia que lo siguiente en el proceso licitatorio es el período de Inscripción (compra de bases) y registro de Participantes, que será hasta el 10 de octubre del corriente año. Para participar se deberá de cancelar un valor de US$3,390.00 (impuestos incluidos) y completar el proceso de inscripción siguiendo las instrucciones contenidas en la sección 1.5 de las Bases de Licitación.