Cuatro fabricantes representaron más de la mitad de la capacidad instalada en 2018: la danesa Vestas, Goldwind de China, GE Renewable Energy de EEUU y la hispano-alemana Siemens Gamesa. El informe de BloombergNEF (BNEF) muestra que Vestas mejoró su posición de liderazgo, con 10,1GW de sus turbinas en tierra puestas en servicio en 2018, lo que supone una participación del mercado global del 22% en comparación con el 16% en 2017.

Goldwind pasó del tercer al segundo lugar, gracias a su buena posición en el mercado chino, donde se hizo con un tercio del mercado de 19,3 GW. La huella global de la compañía, sin embargo, sigue siendo limitada: solo el 5% de los 6,7GW de Goldwind fueron comisionados fuera de China. GE quedó en tercer lugar con 5 GW: seis de cada diez de sus turbinas tuvieron como escenario EEUU. Tanto GE como Vestas pusieron en marcha algo más de 3 GW en este país.

Siemens Gamesa, formada en 2016 a partir de la fusión del negocio eólico del gigante alemán de ingeniería Siemens y el fabricante español de turbinas Gamesa, cayó del segundo al cuarto lugar, con 4,1GW en servicio en 2018. Esto es un 40% menos que en 2017, aunque el informe de BNEF no incluye varios  parques eólicos muy grandes en desarrollo de Siemens Gamesa porque solo están construidos parcialmente y no entrarán en operación hasta el presente año.

«Los fabricantes chinos confían casi exclusivamente en su mercado local», ha declarado Tom Harries, analista eólico de BNEF y autor principal del informe. “En cuanto a los fabricantes europeos de aerogeneradores en tierra, Vestas y Nordex tuvieron en realida más actvidad en el continente americano que en Europa. Enercon sí puso la mayoría de sus turbinas están en Europa. Siemens Gamesa es el más diversificado, con una participación casi igual en Europa, América y Asia «.

«En energía eólica marina, el año ha sido récord en China, en donde se seguirá produciendo un gran crecimiento», continuó Harries. “Allí se encargaron en torno a 1,7GW de los 4,3 GW globales. En Europa se produjo una apretada carrera entre Siemens Gamesa y MHI Vestas. GE tiene algunos proyectos a desarrollar en Francia, y también esperamos ver pedidos para su nueva plataforma de 12MW «.

Las instalaciones eólicas terrestres totales en 2018 fueron de 11,7 GW en América, 8,5GW en Europa y 1GW en África y Medio Oriente, mientras que Asia representó 24,2GW. BNEF registró nuevos parques eólicos que entraron en operación comercial el pasado año en 53 países.

De acuerdo con David Hostert, jefe de investigación eólica de la consutlroa, «a los 45, 4GW de eólica terrestre puesta en servicio hay que añadir 4.3GW de eólica marina. Aún así, 2018 terminó ligeramente por debajo de 2017».

El futuro, añade Hostert, se presenta más potente: «Predecimos una demanda de alrededor de 60 GW de capacidad en tierra tanto en 2019 como en 2020, con aumentos en todas las regiones del mundo. Gran parte de este impresionante volumen se hará con precios extremadamente competitivos, productos y servicios complementarios y nuevos modelos de financiamiento».  Si esto va a resultar difícil para «los cuatro grandes», añade el analista de BNEF, «no digamos ya para los fabricantes más pequeños «.

Fuente: www.energias-renovables.com