Ayer, durante la jornada denominada ‘Conversación Nacional: ¿Cómo acelerar la Transición Energética?’, Ricardo Sierra, presidente de Celsia, destacó el rol que están juegan a nivel mundial las energías renovables no convencionales tras la depreciación de los costos de la tecnología.

Señaló que el precio de los paneles solares fotovoltaicos, desde 1980 al 2018, cayó en un 99,7%; y que en un período similar el costo de los aerogeneradores disminuyó un 74,4%.

“El nivel de penetración de las tecnologías eólicas y solares es aterradoramente alto», destacó el líder de Celsia, al tiempo que reconoció que los precios de las baterías también están en picada: en los últimos 10 años cayeron un 86,5%.

En esa línea, Sierra señaló que las proyecciones son aún más promisorias: en los próximos 20 años se calcula que el costo de la tecnología solar fotovoltaica se disminuirá en casi un 60% y el de las baterías en aproximadamente un 75%. Y el de las turbinas eólicas caerá en más de un 15% en el próximo lustro.

En efecto, para el alto ejecutivo de Celsia esta es una realidad sobre la que Colombia debe profundizar luego de haber adjudicado más de 2.000 MW de energías renovables no convencionales en dos subastas estatales y tener más de 500 MW en proyectos de autogeneración del sector privado.

En perspectiva, Sierra señala que el gas natural podrá actuar como catalizador de esta transición aportando la energía firme que necesitan estas tecnologías intermitentes. Aunque reconoce que las baterías también podrían complementarse, ya que, por la caída en los precios, «empiezan a jugar un papel clave en el desarrollo de las renovables”.

«Hidrógeno verde»

Por otra parte, el presidente de Celsia señaló que a nivel mundial “toda la industria grande le está apostando al hidrógeno verde”, es decir, hidrógeno producido a partir de energía eólica o solar. “Es muy importante lo que está pasando con el hidrógeno y a eso no hay que dejar de mirarlo”, manifestó. Y argumentó: “el exceso de energía que se está produciendo en ciertas horas, con tanto viento y tanto sol, hace que el precio del hidrógeno baje considerablemente».

Sierra recordó que Colombia tiene un gran potencial de radiación solar en comparación a la media mundial y resaltó que, en materia de energía eólica «tenemos uno de los 5 mejores vientos del mundo en La Guajira”.

«Colombia es un país ideal para producir hidrógeno e incluso para exportarlo a la Cuenca del Caribe o a otros países cercanos», apuntó el directivo.

Celsia construirá en los próximos 4 años más de 600 MW de energías renovables en Colombia