El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) publicó el documento de “Análisis costo-beneficio de la instalación de paneles solares” para proyectos individuales, privados y sociales, a partir del estudio de casos en el municipio de Mexicali (Baja California). Sus conclusiones indican que usuarios de “alto”, “mediano” y “bajo” nivel de consumo pueden producir energía solar domiciliaria con un costo menor a otras fuentes energéticas.

Con base en los resultados obtenidos Mexicali, las proyecciones que realizan desde IMCO para cada nivel de usuario son favorables tanto para el Gobierno, como para el mercado y los prosumidores.

Usuario de consumo bajo: es rentable

  • El Gobierno ahorraría mil 110 pesos por cada hogar con paneles solares, debido a que la energía que generan es más barata que la obtenida en el mercado eléctrico.
  • Cuando se agrega el apoyo gubernamental, el Valor Actual Neto (VAN) es positivo y la Tasa Interna de Retorno (TIR) resulta en 9.3%.

Usuario de consumo medio: es rentable

  • El Gobierno ahorraría 2 mil 31 pesos por cada hogar con paneles solares, debido a que la energía que generan es más barata que la obtenida en el mercado eléctrico.
  • Con la aportación gubernamental[4], el VAN es de 33 mil 789 pesos y la TIR del 16.8%.

Usuario de consumo alto: es rentable

  • Instalar paneles solares produce un ahorro anual de más de 100 mil pesos para este tipo de consumidores.
  • El costo de la instalación solar se cubriría en ocho meses.
  • Por cada peso invertido se tendrá una ganancia neta de 18.42 pesos, lo que hace que regresar a las tarifas subsidiadas sea rentable
  • El VAN del proyecto asciende a más de un millón de pesos.

¿Cuánta energía se generaría? “Para calcular los kwh producidos mensualmente por los equipos se utilizan los datos de radiación promedio mensual en esa zona del país aplicándolos a tres tamaños de instalación: 2.25 kW para el usuario DAC que busca regresar al esquema subsidiado, 1.30 kW para un usuario ‘medio’ y 0.65 kW para un usuario de ‘bajo’ nivel de consumo”, precisa el informe.

Cálculo de los kwh generados por mes para tres capacidades de instalación de paneles solares

Fuente: IMCO con datos de radiación solar de econotecnia.com

De allí se precisa que, “el beneficio neto derivado de la instalación y operación de los equipos solares será igual a la diferencia entre el costo enfrentado por el consumidor en la situación sin proyecto y el costo total que se cubre en la situación con proyecto. Para el cálculo de la rentabilidad privada se compara la factura que se cubre actualmente a la CFE, con la que existirá una vez que los paneles empiecen a generar energía solar y por lo tanto se compran menos kwh a la misma entidad”.

Por la importancia que reviste el tema, el Instituto organizó este mes una presentación denominada “Energía solar para los hogares de México”; allí, Manuel Molano, director general adjunto de IMCO, y Javier Gala Palacios, consultor independiente invitado, expusieron sobre el tema en cuestión y exploraron las razones de la importancia del crecimiento de generación distribuida en el país.

https://www.facebook.com/imcomx/videos/989902244731674/

“El potencial es brutal. Esta es una industria que verdaderamente podría desarrollarse en el país”, indicó Manuel Molano, referente del IMCO.

De acuerdo con datos del Sistema de Información Energética (2017) y otros contenidos en un artículo de Clean Technica, IMLO sostiene que el “70% del territorio tiene el potencial para instalar paneles solares”, y advierte que a pesar de su potencial solar de este país, por lo pronto sólo el 10% de la energía es renovable, 0.2% de la energía es solar y 0.003% de la energía es fotovoltaica.

Fuente: IMCO con datos del World Bank Group

De allí, el centro de investigación propone:

  1. Transitar del subsidio generalizado vía precio a un subsidio a la inversión. Este subsidio condicionarlo a la población objetivo.
  2. Diseñar el programa y elaborar las reglas de operación para su implementación gradual, beneficiando en primer lugar a los hogares de escasos recursos.
  3. Diseñar y definir un esquema de financiamiento para la instalación de los equipos solares. Por ejemplo, podría redefinirse un programa dentro del Infonavit, Banco del Bienestar o Fonacot, con tasas de interés y plazos de amortización iguales a los créditos hipotecarios.

Ver documento completo