En estos momentos la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) está evaluando dos procesos de estandarización para la contratación de energías renovables no convencionales, que permitirá a la demanda trasladar los precios resultantes de estos contratos a los usuarios regulados.

Uno de los planes es el que ha propuesto Derivex; el otro es el que presentó la Bolsa Mercantil de Colombia.

En una entrevista para Energía Estratégica, Alejandro Lucio Chaustre, Director de Óptima Consultores, comenta los pormenores de la propuesta de la Bolsa Mercantil.

¿En qué consiste el plan que propone la Bolsa Mercantil a la CREG?

El diseño del Mercado de Contratos de Energía Eléctrica (MCE) se trata de un mecanismo de subastas recurrentes de contratos de suministro de energía eléctrica con plazos de 1, 3, 5, 10,15 y 20 años.

Se trata de la negociación centralizada de contratos con una minuta estándar, con garantías de participación, pago y cumplimiento definidas en el mismo y con las seguridades propias de un administrador independiente, vigilado por la Superintendencia Financiera de Colombia y con los más altos estándares de seguridad de la información, ejecución de las subastas, compensación y liquidación de las operaciones, en resumen, las garantías que da al mercado una bolsa o mecanismo tipo “exchange” independiente.

¿Cuáles serán las principales ventajas de este mecanismo?

Este mecanismo busca, en el marco de la Resolución 114, dar una alternativa de negociación organizada y centralizada, sobre el mismo de tipo de contratos que hoy en día se negocian, con modalidades conocidas por el mercado entre agentes del mercado de energía mayorista.

En esencia, se trata de organizar la negociación OTC de contratos de energía, con un mecanismo que dé a todos los participantes, al regulador, a las entidades de vigilancia y control, garantías de la transparencia en la negociación, eficiencia en la formación de precios, un esquema garantías para los participantes que minimice el riesgo de contraparte, y que así mismo viabilice el traslado a la tarifa de los usuarios de los contratos suscritos a través de este mecanismo.

¿Cuándo podría estar en funcionamiento este modelo para que los contratos celebrados puedan trasladarse a la demanda de usuarios regulados?

De acuerdo a lo previsto en la agenda regulatoria CREG para 2020, esperamos tener estas subastas operativas en el segundo semestre del año.

Además del proceso de estudio por parte de CREG, se deben surtir unas aprobaciones y trámites normativos con las entidades de regulación, vigilancia y control del sistema financiero.

¿Desde qué lugar ha cooperado usted en el diseño de esta propuesta?

En Optima Consultores, de la mano de la firma Mark up, estuvimos a cargo del diseño del mecanismo de manera que cumpliera con lo requerido en la RES CREG 114 de 2018.

Esto implicó entre otros la redacción de la minuta estándar del contrato, el reglamento operativo, los productos a subastar, el modelo de adjudicación de las subastas, el modelo de administración riesgo operativo y seguridad de la información, el sistema de compensación y liquidación de operaciones, entre otros.

¿Ya hay empresas interesadas en participar por este mecanismo? ¿Hay consultas?

Durante todo el 2019 realizamos un intenso trabajo de presentación y socialización con todos los agentes del mercado y la respuesta es altamente positiva. Estimamos que la gran mayoría de ellos se van a vincular y participar en las subastas.

Algunas empresas internacionales que aún no han entrado a Colombia y tienen la expectativa de hacerlo señalan que el mejor acceso es a través de subastas estatales, dando a entender que tanto el mecanismo de Derivex como el de la Bolsa Mercantil estarán más enfocados a jugadores ya asentados en el mercado local. ¿Considera que puede ser así?

Creo que las empresas internacionales que siempre llegan con esa predisposición deben tomarse el trabajo de entender en detalle tanto el funcionamiento del mercado como estos mecanismos específicamente.

Eso mismo se dijo de la subasta promovida por el Ministerio (de Minas y Energía) y el resultado evidenció que hay condiciones para competir para nuevos actores.

El mecanismo propuesto por la BMC, en el marco de la RES 114, no se trata de un mecanismo de expansión como es el caso de las subastas promovidas por el Ministerio.

Sin embargo, al tratarse de mecanismos de contratación de largo plazo, permitirán a nuevos agentes contar con un referente de precios y cantidades y así mismo permitirá a desarrolladores garantizar contratos de largo plazo que viabilicen su cierre financiero.

En la medida en que estos mecanismos entren en operación, la discusión con los financiadores cambiará de tono. No se tratará de discusiones especulativas de a qué precio se pueden cerrar contratos de largo plazo en Colombia.

La estadística estará disponible para todos. Y en la medida de que se tratará de varias subastas al año, con diferentes periodos de planeación, los desarrolladores tendrán la posibilidad de participar en ellas y garantizar la venta de su energía en contratos de largo plazo.

¿El mecanismo que proponen será complementario con el que está impulsando la Derivex o con las subastas estatales de energías renovables?

Los tres mecanismos son necesarios para el desarrollo del mercado de contratos. No todos cubren las mismas necesidades, pero en complemento, el mercado contará por fin con el dinamismo y las herramientas de gestión de riesgo de mercado con que no cuenta hoy.

El mercado entrará en una nueva etapa en la que la gestión de riesgos obedece a un adecuado entendimiento de la teoría de portafolios.

Los generadores y comercializadores tendrán múltiples posibilidades para colocar/comprar energía a largo plazo (subastas de expansión y subastas de contratos de suministro de largo plazo) y podrán hacer uso de herramientas de ajustes de corto y mediano plazo mediante derivados financieros.

Todos los mecanismos diseñados de tal forma que garantizarán transparencia, formación eficiente de precios y esquemas de garantías que minimicen el riesgo de contraparte y permitan el traslado del precio de estas transacciones al usuario final.

En detalle, cómo es el plan que propone regular la CREG para que puedan celebrarse contratos de energías renovables en Colombia