Días atrás el Gobierno de China firmó con la distribuidora Cammesa el convenio para la construcción del nuevo parque eólico El Angelito, que estará ubicado en la zona de la meseta chubutense. La inversión a través de inversores chinos será de 425 millones de dólares y en los próximos 150 días deberán comenzar los primeros movimientos de obra.

El parque constará de 80 molinos eólicos y generará 200 megavatios de potencia, lo que en dimensiones significa más de 2,5 veces la energía producida por el parque eólico ubicado sobre la Ruta camino a Rawson, que hoy es el más grande del país.

El plazo de la construcción son 24 meses, pero se prevé que antes ya se pueda poner en funcionamiento. La ventaja para la provincia es que varias de las partes de los molinos, la mano de obra y la conducción de la obra civil estará en manos de operarios locales. En su punto máximo, el emprendimiento contará con una mano de obra local de 350 personas.

Se habla de 100 empleos dentro de la industria metalmecánica, otros 100 para los trabajos de logística y montaje y 150 más para lo que será el desarrollo de las obras a través de la construcción. El Angelito se encuentra en la parte de El Escorial. Se proyecta instalar 200 megavatios, unos 80 molinos de 2,5 MW, en la intersección de la ruta Provincial No 58 y el cruce con las líneas de 330kV Futaleufú – Madryn.

A partir de ello, se realizará la apertura de la mencionada línea eléctrica, para construir una Estación Transformadora para la conexión y despacho de energía del parque eólico. Desde esa estación transformadora, se podrá abastecer de energía a las localidades lindantes de Gastre, Gan Gan, Paso de Indios, Los Altares.

Tras más de 3 años de arduas negociaciones, el proyecto se pondrá en marcha y especialistas aseguran que no sería el único desarrollo en el que se estaría avanzando en la provincia a partir del potencial de Chubut en energías renovables. El Económico se puso en contacto con quien lideró el proyecto que luego fue presentado a los chinos para la puesta en marcha en sólo 150 días.

El ingeniero Óscar Balestro lleva más de 17 dentro de la industria eólica y además del parque El Angelito, viene trabajando de forma independiente para empresas internacionales en el desarrollo de parques eólicos.

Como coordinador técnico del proyecto de El Angelito tuve que buscar el sitio, luego se hizo el análisis del potencial eólico del lugar, la viabilidad eléctrica y a partir de allí se estructuró técnicamente la posibilidad de construir un proyecto de 200 MW. A partir de ver la factibilidad técnica, se realizaron todos los estudios necesarios para que Transpa nos autorice la conexión eléctrica con Cammesa para el despacho de energía y con la Secretaría de Energía en lo que tiene que ver con el contrato ley bajo la resolución 108”, dice el especialista.

Balestro destacó que “dentro de todos los estudios necesarios también se encuentra el de impacto ambiental, aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia. Todos esos pasos se fueron dando hasta tener las aprobaciones necesarias. Desde allí surgió el interés de una empresa china en invertir en el proyecto, lo cual a partir de ese interese empezaron las tratativas con el Gobierno Nacional dentro del marco del acuerdo con China respecto a los créditos de infraestructura”.

Si bien el convenio fue firmado bajo la actual administración nacional, se trata de un acuerdo entre el Estado Argentino y el Estado Chino que como tal debería continuar más allá de los cambios de gestión que se darán en el país a partir del 10 de diciembre. “Los acuerdos que tienen entre estados son acuerdos que independientemente de la administración que asuma a partir del 10 de diciembre son acuerdos de permanencia, por lo tanto el proceso de ejecutividad no veo que corra riesgo”.

Como coordinador técnico y especialista en la materia, Balestro opinó que “proyectos como El Angelito son altamente necesarios como para el despacho de energía, la reducción del uso de combustibles fósiles, sobre todo en el área donde se está emplazando. Hay muchos generadores térmicos que se necesitan y donde se lleva combustible para esas áreas. Y con este proyecto cabría la posibilidad de dar asistencia eléctrica a toda el área. No tiene que ver con un cambio de administración, sino con una política de estado en cuanto aumentar la capacidad de generación, sobre todo una capacidad de generación sustentable y que evita el uso de combustibles fósiles”.

Potencial

Aclaró Balestro que al margen de los casi 2 años en los que se le dará fin al parque eólico, en un plazo menor y una vez que ya se instala la estación tranformadora y a se podrán poner en funcionamiento algunos de los 80 molinos. “Son 24 meses el esquema de trabajo. Pero dentro de ese lapso va a haber parte de los molinos que ya van a empezar a despachar energía. De los 200 megas, hay etapas que se van a ir consolidando desde el punto de vista eléctrico para que pueda despacharse energía. Siempre a partir de la terminación de la estación transformadora”.

Y dentro de la iniciativa, mucho tienen que ver las características naturales de la provincia como para este tipo de emprendimientos. A raíz de ello es que se produce el interés de capitales chinos, sin los cuales se haría muy complicado el desembolso de semejantes inversiones. Varios entendidos en la materia también califican a El Angelito como una oportunidad geográfica y productiva única.

A futuro, además de El Angelito, son varios los desarrollos que están gestándose para desembarcar en la provincia. En ese sentido, Balestro destacó el potencial que tiene la provincia. “Chubut tiene un potencial enorme, no solo por estos 200 megas sino para muchos más. Es una provincia privilegiada en ese sentido. No tengo en proceso otros proyectos, pero entiendo que hay otros desarrollos y otros parques que están en proceso para luego construirse en Chubut. Creo que es una provincia privilegiada para la generación eólica”, opinó.

Cuando los proyectos son buenos y tienen un aporte variado, sin dudas se necesitan inversiones y soportes financieros para llevarlos adelante. Aquí hay una combimnación entre un proyecto ubicado estratégicamente que tiene ventajas cuantitativas. Aparte existe un acuerdo que se vino trabajando por la actual administración durante un largo tiempo, donde permite financiamiento que haga que el proyecto sea atractivo para la los inversores chinos me parece que allí la combinación hace que el proyecto sea factible”.