El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación se está preparando para inaugurar en las próximas semanas su segundo edificio ubicado en el predio de las ex Bodegas Giol, entre las calles Soler, Paraguay, Godoy Cruz y Av. Juan B. Justo de la Capital Federal.

A lo alto del inmueble de 12 pisos se instalarán paneles fotovoltaicos con una potencia de 40 KW, “lo que representa una de las instalaciones más importantes realizadas en la Ciudad de Buenos Aires, en cuanto potencia instalada”, explica Alejandro Zitzer, Gerente Comercial de Aldar S.A., a Energía Estratégica”.

Al respecto, cuenta: “la instalación está hecha, estamos esperando que la empresa encargada de la construcción del edificio nos avisen cuándo es que estarían listas las obras. Nosotros ya tenemos el sistema solar fotovoltaico instalado, incluido los inversores de conexión a red, así que estamos a la espera de que ellos nos comuniquen cuándo podemos llevar a cabo la conexión que dependerá de los tiempo de la obra”.

Si bien se desconoce el consumo energético del inmueble, se calcula que por sus dimensiones, naturalmente el gasto será mayor a lo que podrán producir las fuentes fotovoltaicas instaladas. Sin embargo, más allá que, según Zitzer, se colocaron paneles “en función a la superficie disponible”, donde tuvieron “que hacer una serie de cálculos relativos a sombras, a disponibilidad de espacios y se llegó a la conclusión de que se podía llegar a colocar esa potencia debido al espacio disponible”, se trata de una iniciativa estatal con criterio de sustentabilidad, acción que viene replicándose (en buena hora) en distintos puntos del país.