Desde hace tiempo los especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) trabajan en un concepto de fabricación de equipos solares de bajo costo. Se trata de dispositivos que se caracterizan por su simplicidad y que hacen posible la “autoconstrucción” por parte del usuario. La propuesta es utilizar un kit de materiales económicos que se encuentran en cualquier ferretería.

Sebastián Valente, responsable del programa de Energías Renovables del INTI, anuncia que “luego del periodo de evaluación y con un prototipo aprobado, nos proponemos industrializar la oferta transfiriendo la tecnología a organizaciones capaces de mantener las premisas de bajo costo, durabilidad asociada a materiales especificados y la posibilidad de autoconstrucción por parte del usuario”.

Llegado el momento, se hará una selección de las organizaciones que estén interesadas en su comercialización al público. “Desde ya que el usuario tendrá la posibilidad de descargar un manual web de la página del INTI y comprar los materiales donde crea más conveniente”, aclara Valente.

El hecho de industrializar la oferta es encontrar un empresario o varios, capaces de asumir una inversión con una renta asociada, para ofrecer un kit en caja cerrada con todos los componentes necesarios para que el usuario pueda construir el equipo con sus propias manos”, resalta el funcionario.

Por lo pronto, Valente aclara que “estamos en el periodo de evaluación”. En esta instancia el INTI está diseñando el producto de manera que pueda “garantizar la durabilidad  (vida útil), su ganancia energética y el costo medio asociado”. Se está pensando para que su instalación “no implique más que pegar, cortar y agujerear materiales plásticos”.

Si bien nuestra premisa es mantenerse debajo de los 1000 pesos, siempre hay costos variables que se pueden sumar y que impactan positivamente en las prestaciones del equipo”, reconoce Valente. Sobre todo en un contexto de inflación como el que presenta la economía.

En definitiva, se trata de un “calefón solar” que permite el calentamiento de agua para uso sanitario, brindando a las familias una importante reducción del consumo energético diario.

La tecnología consiste en el calentamiento por radiación solar del agua domiciliaria para uso sanitario (ducha), mediante la circulación de agua de red por una plancha de policarbonato alveolar que se acumula en un tanque montado para tal fin, hecho en polietileno de alta densidad y cuyas conexiones entre ambos son con tubos de termofusión de PVC.