Gracias a esta expansión, el organismo estará en condiciones de continuar y mejorar sus actividades de evaluación de sistemas solares térmicos y fotovoltaicos, como así también de energía eólica y biomasa, entre otras fuentes de energías limpias.

En la sede del Parque Tecnológico Miguelete, dirigido por el Programa de Energías Renovables del INTI (PER) se concentrarán las oficinas técnicas, talleres, laboratorios, biblioteca y sala de capacitación, espacios necesarios para ofrecer nuevas servicios tecnológicos en línea con las nuevas demandas de un sector con perspectivas de crecimiento en el país.

Sobre la iniciativa, Gustavo Gil, máximo referente del PER, destacó: “se prevé el reordenamiento de las tareas operativas existentes y de los servicios que hoy se encuentran dispersos en el Parque Tecnológico Migueletes, para consolidarlos en un espacio único que aseguren un mejor desempeño de las áreas involucradas y una mejora significativa en calidad de servicio para el sector”.

A modo de balance, Gil detalla los últimos avances conseguidos por el programa: “consolidamos una plataforma de servicios para el sector luego de más de 8 años de trabajo. Una grata noticia es que a partir de la ejecución de distintos proyectos de consorcios público-privado, logramos asegurar la adquisición de importante equipamiento que completan nuestras capacidades de asistencia técnica, principalmente para el sector solar térmico y fotovoltaico”.

Actualmente el INTI se encuentra finalizando un proyecto impulsado por FONARSEC 005/2010, denominado “Energía Solar en la Vivienda Social”. Y desde noviembre del 2015 inició otra iniciativa similar en Armstrong, provincia de Santa Fe, titulada “Proyecto Redes Inteligentes con Energías Renovables”.

En lo que refiere al rol metrológico, el organismo colaborará en la planificación de las actividades de investigación y desarrollo que efectúa la Gerencia de Calidad y Ambiente, tanto en lo concerniente a la mejora en las capacidades de medición y calibración como en el desarrollo de los patrones nacionales y materiales de referencia. También en lo que respecta al diseño y elaboración de instrumentos de medición.

El contar con proyectos asociativos ha sido una herramienta fundamental para incrementar los vínculos con el sector productivo, y es un desafío para la institución que debe diseñar formas más ejecutivas para la gestión de fondos provistos por financiamiento nacional o internacional. El INTI, a través de la Gerencia de Desarrollo a cargo de la ingeniera Marina Pérez Zelaschi, ha logrado poner en funcionamiento a la Unidad Ejecutora Administrativa de Proyectos con Financiación Externa. Esto ha sido una herramienta fundamental para la ejecución de proyectos”, resaltó Gil.

Sobre el Programa de Energías Renovables

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) es un actor insoslayable ante el actual escenario energético y de oportunidad para las energías renovables, que requiere de sendos esfuerzos de investigación y desarrollo que aporten conocimiento al sector industrial y promuevan la innovación tecnológica.

Ante el crecimiento sostenido del tejido productivo nacional, se requiere contar con cadenas productivas coordinadas e integradas que den soporte a la producción sustentable de la Energía.

El  Programa de Energías Renovables del INTI (PER) trabaja en identificar, desarrollar y transferir las soluciones tecnológicas energéticas más convenientes adaptadas a las necesidades de cada comunidad, promoviendo la participación de la industria, favoreciendo el agregado de valor y a la industrialización rural con tecnologías de energías renovables a  lo largo de todo el territorio.

Los siguientes objetivos del PER son:

  • Incremento del valor agregado de la producción industrial de las PyMEs que fabriquen, comercialicen o brinden servicios relacionados con las ER.
  • Mejora de la participación de las PyMEs nacionales en las cadenas de valor de las ER.
  • Sustitución de importaciones tecnológicas y de energía, e incremento de las exportaciones industriales.
  • Incremento del empleo industrial y de servicios para el sector de las ER.
  • Constituirse como herramienta tecnológica del Estado para la planificación y ejecución de políticas energéticas.
  • Orientar los desarrollos energéticos respetando el ambiente y propendiendo a la conservación de recursos estratégicos. Promoviendo a las ER como herramienta de desarrollo e inclusión, perfeccionando el concepto de soberanía energética en un sentido amplio y preciso.
  • Consolidar un grupo humano con profundos conocimientos en la temática.