A una semana del conflicto en Atucha II que puso en riesgo 2.200 puestos de trabajo en Zárate, el intendente Osvaldo Cáffaro logró reunirse con el ministro de Energía, Juan José Aranguren, quien se comprometió a continuar con el plan nuclear para construir las centrales Atucha III y IV.

Hablamos claramente y me dijo que van a seguir con el plan nuclear, lo cual me alegra porque la construcción de Atucha III y IV significa trabajo para nuestra región”, contó Cáffaro. Se trata de las obras acordadas durante 2015 por el Gobierno kirchnerista a través de convenios internacionales, y que fueron postergadas por Mauricio Macri.

Según contó el intendente a este portal, actualmente los acuerdos están “bajo revisión” y el equipo nacional “analiza el tema tecnológico”, que en el caso de Atucha III es de origen canadiense, y en la cuarta central llegará desde China. Pese a las revisiones, Aranguren aseguró que “la decisión política está y se comprometió, por lo que vamos a seguir atentos y a acompañar para que se construya sobre los construido, como decía su promesa de campaña”, dijo Cáffaro.

La reunión, que el ministro nacional había esquivado en enero, le permitió al intendente llevarse una línea directa de diálogo con Aranguren que hasta ahora no existía. “Fue una reunión muy cordial, muy amable. Institucionalmente por más que estoy en otro espacio político, fui recibido muy bien. Vamos a tener un vínculo directo”, agregó el socialista K.

Reclamo por obras locales

Otro de los planteos de Cáffaro tuvo que ver con la continuidad de una serie de obras iniciadas en el distrito para renovar el tendido eléctrico y extender el servicio de gas. Se trata de una serie de trabajos, algunos de los cuales solo están licitados y adjudicados, que significan unos 350 millones de pesos.

En el caso de las obras pongo un semáforo amarillo, porque según lo que me dijo el ministro, aún no tomaron la decisión de avanzar o no. Va a ir a una negociación y eso me preocupa mucho”, sostuvo el intendente y explicó que la respuesta fue mejor en el caso de “un soterramiento que ya está empezado y que podría avanzar”.

Fuente: INFOCIELO.