El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, y el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, se reunieron por videoconferencia junto al subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo; el presidente del Comité de Administración del Fondo Fiduciario para el Transporte Eléctrico Federal (CAF), Luis Barletta, y el presidente del Comité Ejecutivo del Consejo Federal de Energía Eléctrica (CFEE), Miguel Cortez, para la firma de la adenda que permitirá la reactivación y finalización de las obras de interconexión eléctrica de 500 kV entre la Estación Transformadora (ET) Rincón Santa María, en la provincia de Corrientes, y la ET Resistencia (Chaco), así como la ampliación de ambas estaciones transformadoras.
Martínez declaró que “seguramente estaremos realizando más anuncios del trabajo que viene haciendo el CAF y de lo que viene haciendo la Secretaria de Energía para esta reconstrucción de una Argentina más federal que nos ha pedido el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, porque todavía hay mucho por hacer».
Y agrega que «era muy importante la reactivación de esta obra, como tantas otras que reactivamos y habían estado paralizadas en los últimos años, en los últimos cuatro años especialmente”.
Este proyecto de gran envergadura, que se encontraba prácticamente paralizdo y que hasta el momento demandó una inversión de más de 2.800 millones de pesos y 113 millones de dólares, permitirá aumentar la potencia máxima de transmisión desde el Noreste Argentino (NEA), reforzando la evacuación de la energía eléctrica generada en el norte del país, particularmente por la Central Hidroeléctrica Yacyretá, hacia zonas de alta demanda, como el Litoral y la provincia de Buenos Aires, permitiendo al Sistema Argentino de Interconexión Eléctrica (SADI) afrontar contingencias en las horas pico.
La importancia de la ET Rincón Santa María también radica en que es el punto de conexión para el intercambio de energía con Brasil, a través de las Conversoras Garabí 1 y 2.
La reactivación y finalización de esta importante obra de transporte eléctrico demandará una inversión de 1.200 millones de pesos aportados (FFTEF), que se destinarán a concluir la construcción y montaje de la Línea de Extra Alta Tensión de 500kV y de 270 kilómetros de extensión, que atraviesa el Río Paraná, y a las obras de ampliación de las estaciones transformadoras, incluyendo los sistemas de comunicación principal que soportan las estructuras de protección, control y automatismos necesarios para la operación correcta.
“Quiero reconocer el trabajo realizado para posibilitar la finalización de esta importante obra de transporte eléctrico, que refuerza el sistema de interconexión nacional, mejorando la calidad del servicio para millones de argentinos y argentinas. Luego de años de paralización, nuestro compromiso político está firme con la reactivación de obras en todo el país para la ampliación del sistema de transporte eléctrico”, destacó el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo.
El Fondo Fiduciario para el Transporte Eléctrico Federal está integrado por el 50% del Fondo Nacional de la Energía Eléctrica (FNEE) y su objetivo es participar del financiamiento de las obras de ampliación del Sistema de Transporte de Energía Eléctrica en Alta Tensión destinada al abastecimiento de la demanda o a la interconexión de regiones eléctricas, para la mejora de calidad y/o la seguridad de la demanda.
El secretario Darío Martínez agregó que “estamos ante una realidad que nos demanda más energía para la reconstrucción de una Argentina que requiere más trabajo, más oportunidades y más posibilidades. Sin lugar a duda, estas obras son fundamentales para construir un país más federal”.