14 de junio de 2018

Energía Estratégica

Por Energía Estratégica
[email protected]

El Gobierno otorgó a una firma nacional la primera licencia para producir vehículos 100 por ciento eléctricos

Para el último trimestre del año iniciará la producción del modelo, E1, catalogado como un city car regional. Tendrá un precio de U$S 20.000 y se podrá cargar en cualquier tomacorriente doméstico de 220 v.

El Ministerio de Producción nacional que conduce Francisco Cabrera informó que le otorgó a la firma cordobesa Volt Motors una licencia para producir vehículos, y de esa manera, será la primera empresa tecnológica en convertirse en terminal automotriz.

Se trata de una firma de capitales argentinos radicada en Córdoba y que estima, en sus planes de producción, ingresar en la fase pre serie para terminar el proceso de montaje de equipos y herramentales.

El modelo del auto eléctrico “alcanzará una velocidad cercana a los 110 kilómetros por hora, y tendrá la capacidad de ser recargado en cualquier tomacorriente doméstico (220v)”, indicó la empresa en un comunicado. Precisaron que “tendrá un costo de operación y de mantenimiento 10 veces menor al de un vehículo convencional”.

Este modelo tendrá baterías de litio de última generación, que se podrán, en un tiempo máximo de 6 horas, cargarse en su totalidad y permitirá una autonomía inicial de 150 kilómetros; con opción a duplicarse hasta 300 kilómetros.

Lea también: “Vehículos eléctricos: ¿cómo funcionarán en Latinoamérica, teniendo en cuenta su funcionamiento, carga y mantenimiento?”

El nuevo automóvil fue pensado, diseñado y presentado en sociedad en octubre de 2017 cuando finalizó la etapa de diseño. El ingeniero Javier Moyano explicó que: “se trata de un vehículo económico, liviano y de fácil conducción”.

A su vez, los ingenieros de la empresa sostienen que podrá lograrse una carga rápida de hasta el 80 por ciento de su autonomía en 30 minutos mediante un “supercargador”.

Los laboratorios de Volt motors están ubicados en el campus corporativo de Ciudad Empresaria, en la que se desarrollaron a fines del año pasado una plataforma experimental, totalmente eléctrica, sobre la que se validaron las tecnologías desarrolladas a través de simulaciones y pruebas de materiales.

Dejanos tu comentario sobre este artículo