El viernes pasado, Secretaría de Energía de la Nación, conducida por Javier Iguacel, fijó nuevos aumentos en los precios de los biocombustibles para el mes de octubre respecto a septiembre.

El biodiesel ahora pasará a valer 27.529 pesos por tonelada, un 4 por ciento más respecto a los 26.509 pesos que valía durante el mes de septiembre.

De acuerdo a la ley, las refinerías deben cortar el gasoil que se vende en surtidor con un 10 por ciento de biodiesel.

“Las recientes alteraciones cambiarias, exigen la implementación de mecanismos transitorios tendientes a limitar el impacto de las modificaciones ocurridas en las variables macroeconómicas, utilizando como referencia cambiaria para el cálculo del precio del biodiesel las últimas tres cotizaciones del tipo de cambio de referencia establecido en la Resolución N° 83”, justifica este aumento uno de los considerandos de la Resolución 22.

Bajo un criterio similar, la Secretaría de Energía incrementó el valor del bioetanol. Para el elaborado a partir de caña de azúcar, el precio pasó de 21,097 pesos por litro a 21,999 pesos por litro para este mes. Un aumento del 4 por ciento.

Lea también: «Se publican nuevos precios para biocombustibles y los bioetanoleros advierten tener el producto “más barato del mundo”»

Del mismo modo, el bioetanol a partir de maíz pasó de 17,216 pesos por litro a 18,318 pesos por litro, un incremento del 6 por ciento.

Cabe recordar que de acuerdo a la normativa, un 12 por ciento de bioetanol debe ser mezclado con las naftas que las estaciones de servicio venden a los usuarios.

Más allá de estos aumentos, para los productores de bioetanol el precio no es seductor, sobre todo por la disparada sideral del dólar de este último tiempo, que afectó a una industria con costos dolarizados.

No obstante, tanto productores de biodiesel como bioetanol esperan que durante este año el Gobierno anuncie un plan para aumentar de manera gradual los respectivos cortes.

Uno de los argumentos de los industriales del biodiesel es su capacidad ociosa y un mercado internacional que se está cerrando. El mercado interno consume unas 1.200 toneladas de biodiesel, mientras el potencial instalado es de más de 4.000 toneladas.

Por su parte, los productores del bioetanol de maíz aseguran estar en condiciones de invertir 500 millones de dólares para ampliar la capacidad de su industria.