El Viceministro de Energía, Rolando Castro Córdoba, inauguró ayer el evento que organizó la Asociación Costarricense de Energía Solar (ACESOLAR), denominado “3D Solar Energy Summit”, desarrollado en la capital, San José de Costa Rica.

En este marco, ante más de 150 empresarios, académicos y referentes de la industria solar, el funcionario planteó un nuevo reto para trabajar en conjunto en el corto plazo.

“Debemos ir pensando y asumiendo cómo vamos a poder hacer una gestión integral de los paneles que lleguen al final de su vida útil”, subrayó.

De acuerdo a los números del MINEA, ingresaron al país vía importación más de 200 mil paneles solares que hoy visten los techos de Costa Rica, contando desde 2008 a la fecha.

“Algunos van a empezar a llegar al final de vida útil y hay que darle un tratamiento adecuado. No lo vemos en la agenda de discusión pero en el Ministerio de Ambiente y Energía nos preocupa. Tenemos que ir pensando en soluciones como se hace en otras gestiones de residuos”, invitó a los privados.

Al mismo tiempo, Rolando Castro mencionó la importancia de incentivar el desarrollo de la generación distribuida. “Llegamos a 50 MW instalados”, destacó. Y agregó que s se cuentan parques fotovoltaicos de mayor potencia la potencia alcanzada es de 70 MW.

“Es importante que como país unifiquemos esfuerzos en una estrategia nacional y eso es lo que estamos trabajando”, expresó Rolando Castro.

Lo dice en un contexto en el cual el Gobierno busca el consenso con las cámaras empresarias del rubro acerca de los aspectos técnicos-legales del decreto reglamentario de generación distribuida, que propone ser publicado en los próximos meses.

También el funcionario mencionó el esfuerzo del Estado para agilizar este proceso exonerando la importación de módulos fotovoltaicos y baterías de almacenamiento.

“El éxito del futuro del desarrollo de la tecnología solar depende del trabajo conjunto que podamos hacer el gobierno, las empresas distribuidoras de energía y el sector privado”; concluyó Castro.