“En la actual coyuntura la implementación de nuestras Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC, por sus siglas en inglés) es un proceso prioritario para generar una recuperación verde y un mejor panorama en términos de sostenibilidad y bienestar”, planteó el viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Minam, Gabriel Quijandría.

Por su parte, la directora general de Cambio Climático y Desertificación del Minam, Laura Secada, resaltó que el proyecto aportará significativamente en las metas de acción climática del Perú, en el marco del Acuerdo de París, a través de tres hitos claves: una mayor ambición, un marco de transparencia reforzado y una estrategia de financiamiento climático.

“El primer hito del proyecto nos lleva a aumentar nuestras NDC de un 30% al 35 % y apostamos en alcanzar la neutralidad de las emisiones de carbono en la primera mitad del siglo», ratificó.

Y agregó que «además contribuirá a seguir avanzando en la promoción de la reducción de emisiones a nivel organizacional, de la mano del sector privado, a través de la plataforma Huella de Carbono Perú”.

A su turno, Carla Zacapa, representante residente adjunta del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, destacó la disposición de su equipo para brindar la asistencia técnica necesaria al Perú, de manera que fortalezca la implementación efectiva de las NDC.

De igual forma, Gianluca Merlo, asesor técnico regional del PNUD, sostuvo que a nivel global, existe un renovado interés de los países por aumentar su sentido de urgencia y ambición para hacer frente al cambio climático, generando entornos propicios para inversiones públicas y privadas.

Asimismo, Georg Schmid, director de Proyectos del Área Prioritaria Ambiente de la GIZ, destacó el esfuerzo del Perú para generar sinergias entre las iniciativas de cooperación internacional que impulsan la acción climática, a través de procesos participativos que consideran los enfoques de género, interculturalidad e intergeneracional.

Por otro lado, Jorge Samanez, responsable de la cartera de agencias de fondos y programas del Sistema de Naciones Unidas, para la Agencia Peruana de la Cooperación Internacional, dijo que este proyecto representa una valiosa oportunidad para trabajar de la mano con las macrorregiones en el cumplimiento de nuestro compromiso climático.

Finalmente, Lorenzo Eguren, coordinador del Proyecto para la implementación de las Metas Climáticas del Perú, sostuvo que esta iniciativa es un ejemplo de integración con la gestión pública y aporta a una de las metas del Plan Nacional de Competitividad y Productividad del país.