De forma inesperada, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, voló hacia los Estados Unidos para reunirse con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otros ejecutivos de organismos mundiales de financiamiento.

El objetivo fue gestionar el volumen de fondos que necesita la provincia para comenzar a desarrollar los ambiciosos planes de producción de energía en la puna.

Energía solar, geotérmica y la transformación de los residuos en materia reutilizable son objetivos que se plantea la gestión Morales.

Según confió el Secretario de Comunicación, Raúl García Goyena, las gestiones para mantener los encuentros en EEUU venían gestándose desde hace algún tiempo, pero el mandatario eligió tomarse un vuelo ni bien tuvo la confirmación por parte de los directivos del BID.

Sólo para el proyecto de producción de energía solar, el gobierno estima que sería necesaria una inversión de aproximadamente 27 millones de dólares.

Por este motivo Morales pudo reunirse con el presidente del BID, Luis Moreno, y tenía previsto hacer lo propio con ejecutivos de la Comisión Interamericana de Inversiones.

La provincia apunta a que Jujuy se convierta en un territorio que abastece de energía alternativa a todo el país.

En relación con el proyecto de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), Goyena explicó que se trata de darle un corte al evidente descontrol que se observa en los municipios del interior jujeño con el manejo de la basura.

Es importante darle fin a esto de que los municipios tiren la basura en cualquier lado. El sistema de tratamiento de residuos sólidos es importante. En muchos municipios la basura termina alimentando cerdos en los márgenes de los cerdos. Hay gente que vive cerca para aprovechar esta situación”, señaló García Goyena.

En el gobierno ya califican como positivo el viaje del mandatario jujeño a tierras estadounidenses, y anticiparon que no hubo comitiva. El jueves estaría de regreso en la provincia.

Fuente: Jujuy Al Momento.