El Comité Argentino de Presas (CAP) sentó posición sobre el proyecto de ley que impulsa las energías renovables y será estudiado hoy por los diputados de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, con chances de obtener dictamen. Consideran que el texto no incluye al sector hidroeléctrico, y por eso, enviaron una nota a Julián Domínguez, el presidente de la Cámara de Diputados, solicitando reformas.

Comunicado

El Comité Argentino de Presas, en su carácter de ente técnico especializado en la temática hidroeléctrica, procedió a analizar el Proyecto de Ley sobre “energías renovables”, impulsado por el senador Marcelo Alejandro Guinle.

Tal como está formulado, consideramos que el proyecto, de ser aprobado, profundizará y ampliará las falencias que tiene la Ley 26.190, de energías renovables, que este proyecto pretende complementar.

Se recuerda que la Ley 26.190, en su artículo 4, parágrafo b) excluye taxativamente del concepto de “energía renovable” a la que proviene de centrales hidroeléctricas de más de 30 MW de potencia instalada, sin que haya justificación alguna para ello, ya que el agua es un recurso renovable y, por ende, su aprovechamiento para la producción de energía debe ser considerado también renovable, independientemente de la cantidad de energía o potencia que se obtenga de dicho aprovechamiento.

El concepto de “renovable” para la generación hidroeléctrica –independiente de la escala de los proyectos – está claramente expresado en numerosos documentos de organismos internacionales, mientras que la limitación de dicho concepto a sólo los proyectos de menos de 30MW de potencia no está justificada bajo ningún criterio técnico.

Más allá de lo estrictamente energético, existen otras consideraciones que hacen de la utilización del agua a través de presas y sus embalses una medida estratégica a adoptar, cuestión que también ha sido objeto de extensos desarrollos y declaraciones internacionales durante la última década.

En particular se destacan las cuestiones vinculadas a la relación entre las presas, el bienestar socioeconómico y el Índice de Desarrollo Humano, y a la ya aceptada consideración de los embalses como reservas estratégicas frente a contingencias derivadas de los escenarios de Cambio Climático Global, como componentes muy importantes dentro de un esquema de “desarrollo sustentable”, que deja de lado viejos paradigmas ya superados por los nuevos estándares para la concepción de este tipo de obras.

El mismo Estado Nacional ha incorporado conceptos de avanzada en la definición y/o redefinición de proyectos hidroeléctricos en las diferentes provincias de nuestro país, a través de un programa específico que actualmente se encuentra en pleno desarrollo (PESE, Programa de Estudios en el Sector Energético). En ese sentido, la armonización del denominado “Proyecto Guinle” con los criterios que puedan Miembro de CIGB ‐ ICOLD 9 de Julio N° 192 – (R8324BHD) Cipolletti, Río Negro – República Argentina Tel/Fax (54) (299) 4773532 – E-mail: [email protected] – Web: www.cadp.org.ar introducirles los cuerpos legales que lo traten en las Cámaras del Congreso Nacional,sería una meta deseable y beneficiosa a los intereses nacionales.

El Comité Argentino de Presas puede realizar aportes en ese sentido. El proyecto comentado no solo mantiene el carácter discriminatorio existente en la Ley 26.190 contra la hidroelectricidad a mediana y gran escala, sino que pretende
acelerar aún más las inversiones en “renovables”, impulsándolas a través de un amplio abanico de medidas de promoción, las que sin duda serán costosas para el fisco nacional, con pretensiones de imponer su utilización para los grandes usuarios, lo cual seguramente elevará los precios de la energía y/u obligará a instrumentar nuevos y muy costosos subsidios, contra toda lógica técnica y económica.

Si bien es cierto que ante la opinión pública distintos sectores promueven las denominadas energías renovables, lo cual en términos generales es compartido por este Comité, consideramos que el concepto de las mismas no debe ser distorsionado, y que su implementación debe ajustarse a los intereses estratégicos del país.

Para la redacción del presente proyecto como para la redacción de la Ley 26.190, el Comité Argentino de Presas no ha sido consultado, con lo cual el proceso participativo y amplio que debiera haber tenido una iniciativa de estas características no ha sido completo. Sin duda nuestra participación hubiera aportado una visión que hubiera enriquecido la concepción del instrumento legal y el debate que obligadamente debe existir alrededor de temas de tal importancia, elementos indispensables para la toma de decisión por parte de los legisladores, de forma tal de lograr el mejor resultado posible, sin discriminaciones ni sesgos innecesarios.

En tal sentido, el Comité Argentino de Presas considera imprescindible elaborar otro proyecto de ley que sea superador de la ley 26.190. Entre los temas que se consideran de especial importancia se menciona la derogación del artículo 4, parágrafo b) de la Ley 26.190 , y la no exclusión de la hidroelectricidad a toda escala de producción de las promociones con las que se pretenden impulsar a las demás fuentes renovables, de forma tal que dicha Ley se convierta en un instrumento que apuntale el Desarrollo Nacional de manera equilibrada, haciendo el mejor uso posible de los abundantes recursos renovables factibles de ser utilizados a lo largo y ancho de la República Argentina.

El Comité Argentino de Presas se pone a disposición de las Autoridades y Legisladores a los efectos de colaborar activamente en la redacción de un nuevo cuerpo legal que regule sobre esta materia, en el entendimiento de que el equilibrio en el uso de los recursos naturales es vital a los intereses de la Nación Argentina.

carta1 carta2