Esteban Pérez Andrich, Director Nacional de Energías Renovables, indicó a Energía Estratégica Argentina que “el día 18 de marzo el Banco Mundial notificó formalmente que se ha vuelto efectiva la garantía de la Ronda 2”, licitación lanzada en 2017, actualmente en curso.

Con esta confirmación de la entidad finciaera, el funcionario explica que “a partir de ahora cada uno de los proyectos que ha obtenido la garantía puede gozarla individualmente”.

En realidad, esta cobertura para el pago de la energía renovable se presentó como una herramienta para llevar tranquilidad a los inversores, tanto en las subastas Rondas 1, 1.5 y 2. A decir verdad, se descarta que tenga que ser utilizada para el cobro de la generación.

De hecho, gracias al «blindaje» financiero que presenta el Programa RenovAr, sería la tercera garantía que entraría en ejecución, luego de utilizar los abultados del tesoro nacional y del Fondo para el Desarrollo de Energías Renovables (FODER), destinados a esta función.

“Para lograr la efectividad se tuvieron que cumplir una serie de condiciones precedentes que estaban establecidas en los acuerdos que oportunamente subscribieron el Banco Mundial, el Gobierno argentino y el BICE”, valoró Pérez Andrich.

Entre otras exigencias, el organismo de crédito internacional existe demostrar que el FODER cuenta con los recursos exigidos por contrato, que las letras del tesoro han sido correctamente emitidas, y pagar las comisiones iniciales.

“Para que cada uno de los proyectos pueda gozar de esas garantías tienen que cumplir con varios requisitos, por ejemplo, presentar un sistema de gestión ambiental y social que sea aceptable por la subsecretaría y estar próximo o tener el cierre financiero del proyecto”, agregó el funcionario.

Respecto a la gestión, Pérez Andrich destacó que “se logró en tiempos muy acelerados gracias al esfuerzo del personal del banco mundial, del área de fideicomisos del BICE, y del departamento de coordinación del FODER en la Subsecretaría de Renovables a cargo de Victoria Mainini”.

Energía Estratégica publica la carta que el Banco Mundial envió al Gobierno para notificar la gestión.