Los socios acordaron cooperar estrechamente en el desarrollo de una cartera de proyectos de energía renovable financiables por el BERD y otros organismos financieros.

«Nos reunimos con nuestros socios para aprovechar nuestras fortalezas y ponerlas a trabajar para realizar inversiones. Esperamos que este tipo de acción marque la diferencia», confió la Directora Gerente de Infraestructura Sostenible del BERD, Nandita Parshad.

Así se expresó durante la firma del acuerdo, en el marco de la 10ª Asamblea de la IRENA en Masdar City, Abu Dhabi.

A su turno, el Director General, de IRENA, Francesco La Camera, expresó: «la asociación estratégica  une la excelencia de conocimiento de la IRENA en materia de energías renovables con la cartera mundial del BERD para promover la inversión en energías renovables».

La Camera destacó que «a través de la cooperación con los socios de la Plataforma de Inversión en el Clima CIP hemos empezado a trabajar para liberar los tan necesarios recursos financieros para la transición a las energías limpias, especialmente en los países en desarrollo».

La IRENA es la principal agencia intergubernamental para la transformación de la energía. La misión de la agencia de 161 miembros es apoyar la transición energética hacia las energías renovables a través del conocimiento y la innovación, proporcionando una voz global para las energías renovables, un centro de red y una fuente de asesoramiento para los países.

Fue fundada en 2009 y es la primera organización internacional que se centra exclusivamente en la energía renovable, atendiendo las necesidades tanto de los países industrializados como de los países en desarrollo.

El BERD, por su parte, es pionero en la financiación de proyectos de promoción de las energías renovables y de lucha contra el cambio climático. Y se ha convertido en el mayor inversor en energías renovables en sus regiones de Europa Central y Oriental, Asia Central y el Mediterráneo meridional y oriental.

A través de su enfoque de Transición a una Economía Verde, en virtud del cual el BERD está incrementando la financiación verde hasta el 40 por ciento de su volumen de negocios anual para 2020, el Banco está ayudando a los países en los que trabaja a construir economías bajas en carbono y resistentes.

Hasta la fecha, el BERD ha firmado 30.000 millones de euros en inversiones verdes, ha financiado más de 1600 proyectos y ha reducido más de 100 millones de toneladas de emisiones de carbono cada año.

Sólo en 2019, el Banco financió más de 1,5 GW de nueva energía renovable, y se propone superar esa cifra en 2020.